El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha defendido la importancia del Concierto Económico como "valor simbólico del autogobierno" que está situado en el centro de la autonomía vasca. Asimismo, ha valorado que Euskadi cuenta con instituciones específicas de autogobierno que, "como reflejo de una aspiración social profunda, tenemos que defender en nuestro ámbito competencial".

Calparsoro ha intervenido este lunes en el Palacio de Justicia de Bilbao, durante la inauguración del año judicial, que ha contado con la presencia del presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de todo el Estado, con motivo de la inauguración del encuentro que bajo el lema 'Por el derecho a una buena administración' celebrarán durante tres días en Bilbao.

También han estado presentes en el acto, entre otros, el lehendakari, Iñigo Urkullu; el consejero de Justicia, Josu Erkoreka; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; y el alcalde Bilbao, Juan María Aburto.

En su intervención, el Fiscal Superior del País Vasco ha defendido la necesidad de que se atribuya a la Fiscalía la investigación de los delitos, correspondiendo al juez la función garantizadora de los derechos fundamentales y la de enjuiciamiento.

Tras valorar que hayan transcurrido cuatro años después del anuncio de ETA de abandonar la actividad terrorista, ha incidido en que en este logro también han contribuido los fiscales, jueces y letrados de la Administración de Justicia, junto al conjunto de la sociedad.

"Esto nos ha permitido avanzar en otros temas que antes quedaban solapados, pero aún quedan materias muy importantes pendientes", ha afirmado, para destacar, entre ellas, la investigación de los delitos no juzgados, conseguir la desaparición de ETA y su disolución, así como practicar la política penitenciaria según los principios que señala la Constitución, "que sea eficaz para la prevención del delito y con apoyo a las víctimas del terrorismo".

En este contexto, ha remarcado que el País Vasco es una "nacionalidad con lengua propia y con instituciones específicas de autogobierno que, "como reflejo de una aspiración social profunda, tenemos que defender en nuestro ámbito competencial".

"Por decreto ley, en 1937 Gipuzkoa y Bizkaia fueron declaradas provincias traidoras y castigadas suprimiéndoles el Concierto Económico, que tiene un valor simbólico de nuestro autogobierno y que se encuentra en el centro de la autonomía vasca", ha recordado.

REFORMAS

Por otro lado, Calparsoro ha destacado las reformas legales llevadas a cabo con la Ley 5/2015 de Derecho Civil que recoge y amplía el ámbito de aplicación del derecho foral y la ley 7/2015 de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores que "establece el régimen de custodia compartida como criterio preferente".

Asimismo, ha reconocido que es una aspiración social el derecho a una justicia sin dilaciones indebidas, por lo que ha abogado por "arriesgar en ese terreno". "No debe ocurrir que un proceso se prolongue más tiempo del necesario en cualquier orden jurisdiccional, ya que están en juego valores y principios básicos", ha añadido.

Tras recordar que es necesario interpretar y aplicar las leyes conforme a la realidad social vigente, Calparsoro ha valorado, por último, los procesos instados por la Fiscalía en el ámbito de las aportaciones subordinadas, defensa del medio ambiente, derecho a la vivienda "frente a ciertas actuaciones de entidades financieras", así como respecto a los derechos sociales de los inmigrantes contra los que "de manera irresponsable se vertieron discursos de corte xenófobo o discriminatorio".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.