El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Córdoba ha suspendido la subasta que estaba fijada en un principio para este lunes de unas cinco fincas rústicas propiedad del empresario Rafael Gómez, dentro de un procedimiento de ejecución hipotecaria de CajaSur contra Mezquita Sur Inversiones y el Grupo de Empresas Rafael Gómez y con un precio de salida de los terrenos por valor de 23,6 millones de euros.

Según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la subasta judicial ha sido "suspendida temporalmente", a la vista de un arrendatario de las fincas —Gestiones Agropecuarias Castropicon y La Porrada de Córdoba SL— que "la pasada semana informó al Juzgado de su existencia y ha manifestado su deseo de personarse en la causa".

En este sentido, fuentes cercanas al proceso han apuntado que el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Córdoba deberá fijar una nueva fecha para la celebración de esta subasta, concretamente de las fincas Nuestra Señora de la Paz, que salía a subasta por 11,16 millones; La Porrada, por 6,7 millones; Castripicón —en Santa María de Trassierra—, por 2,59 millones de euros, y Cebadera, Calatrava y Godoy —Santa María de Trassierra—, por 1,37 millones.

Asimismo, el juzgado preveía subastar Valdelahuerta, una finca que incluye un caserío y zona de avellanar, castañar y viña, por 1,9 millones.

Cabe recordar que hasta la fecha ninguno de los bienes inmuebles o industriales subastados de Rafael Gómez ha logrado comprador. La última subasta se celebró a finales del mes de junio, pero nadie se interesó por dos fincas, situadas en la Carrera del Caballo y Llanos del Aguilarejo.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.