La Policía Nacional ha desarticulado en Sevilla uno de los puntos de venta de heroína y cocaína "más activos" de la capital y que ha permitido la detención de siete personas.

Según ha informado la Policía en un comunicado de prensa, los siete detenidos supuestamente constituían un único clan "perfectamente organizado y que mantenían una férrea división de tareas".

Asimismo, los registros domiciliarios de los dos inmuebles con los que contaba el clan se han saldado con la incautación de distintas cantidades de cocaína y heroína, varios utensilios empleados para la distribución de la droga y dinero en efectivo.

La investigación se inició en septiembre cuando los agentes, fruto de las labores de prevención de los delitos relacionados con la venta ilegal de sustancias estupefacientes, tuvieron conocimiento de la existencia de un punto de venta de drogas —concretamente cocaína y heroína— en el Polígono Norte de Sevilla.

Durante las primeras diligencias policiales, se descubrió que se trataba de un grupo organizado cuyos miembros contaban cada uno de ellos con una función dentro de la estructura delincuencial del clan tales como las de venta, custodia y vigilancia de toda la actividad ilegal que llevaban a cabo, ha indicado la Policía Nacional.

Así, los siete miembros que supuestamente componían este grupo delincuencial se distribuían las tareas de tal forma que algunos de ellos se encargaban de las labores de vigilancia para detectar y alertar de la presencia policial; otros se encargan presuntamente de la venta del estupefaciente a los potenciales consumidores, mientras que otros integrantes del grupo se encargaban de custodiar la droga y presuntamente suministrarla al punto de venta.

Este grupo delictivo contaba con dos pisos cercanos entre sí, de los cuales uno de ellos se utilizaba como punto de venta de cocaína y heroína dispuestas en papelinas monodosis y al que acudían personas drogodependientes para adquirirlas, mientras que el otro, se empleaba como lugar de custodia del estupefaciente y que cumplía la función de suministrar la droga según se agotaba en el punto de venta, han indicado los agentes.

Registros en los dos inmuebles investigados

Una vez conocida la estructura de este grupo criminal y su modus operandi, los agentes iniciaron un dispositivo policial en la fase final de la investigación que se saldó con la detención en los domicilios investigados de los siete presuntos integrantes de este clan.

Durante los registros domiciliarios realizados en los dos inmuebles investigados, los policías se incautaron de un total de 44 papelinas de cocaína y heroína dispuestas para su venta así como pequeñas cantidades de estas drogas, tres balanzas de precisión, distintos efectos para la manipulación y distribución de la droga así como dinero en efectivo procedente del negocio ilegal.

Los detenidos, que ya contaban con antecedentes policiales previos, ya fueron puestos a disposición judicial y se dio por finalizada una operación que ha sido llevada a cabo por Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla y en la que han colaborado funcionarios adscritos a la UPR de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.