UPN, PSN y PPN han reiterado su rechazo a la reforma fiscal planteada por el Gobierno de Navarra, una reforma con la que en su opinión "van a crujir a impuestos" a los navarros y va a ser "perjudicial" tanto para los ciudadanos como para las empresas.

En concreto, tras la Mesa y Junta de Portavoces, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha lamentado que "un lunes más" en la sesión "no ha habido propuestas sobre empleo, el principal problema de la sociedad" por parte del Ejecutivo.

En este punto, se ha referido a la reforma fiscal planteada por el Gobierno y ha criticado que "nos van a crujir a impuestos a todos los navarros". Además, ha advertido de que Navarra "va a ser menos competitiva que otras comunidades para atraer empresas" y que "la gran mayoría de los ciudadanos vamos a pagar más". "Esta es la realidad mientras estamos con el derecho a decidir a vueltas", ha lamentado.

También la socialista María Chivite ha sido muy crítica con la reforma fiscal del Gobierno foral y ha advertido de que aunque el consejero dijo que "sólo se verían afectadas las rentas por encima de los 47.000 euros, al quitar el mínimo exento familiar se van a ver afectados prácticamente todos los contribuyentes navarros".

"Modificar este mínimo puede afectar a alrededor de 180.000 navarros contribuyentes", ha asegurado Chivite, que también ha alertado de que la subida del Impuesto de Sociedades "va a afectar a muchas empresas".

Por todo esto, ha avanzado que su partido ha presentado una pregunta para que el consejero del ramo explique en el próximo pleno si "puede asegurar que no vamos a estar en las peores condiciones de todas las comunidades".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, por su parte, ha reiterado que su partido no comparte "en absoluto" la reforma fiscal del Gobierno, una reforma que, a su juicio, "va a ser muy perjudicial para las familias, empresas y contribuyentes".

"Nos vamos a quedar en la peor situación de España", ha sostenido Beltrán, que ha pedido al Gobierno foral que "dé la cara y explique si ha habido deslocalización de empresas y los efectos que puede llevar consigo la reforma".

También ha solicitado al Ejecutivo que "haga una comparativa de varias comunidades y diga a la cara y con valentía cómo van a quedar los impuestos en Navarra en comparación con comunidades como Madrid, País Vasco y La Rioja".

I-E

Defiende la reforma

Por contra, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha defendido la reforma fiscal que prepara el Gobierno y ha explicado que su grupo ha presentado una pregunta de máxima actualidad para el próximo pleno para que el Ejecutivo explique "cuál va a ser el coste recaudatorio en el año 2015" de la reforma fiscal aprobada por UPN, PSN y PPN en la pasada legislatura.

Nuin ha sostenido que la última reforma "está teniendo un efecto importante" en la recaudación, dado que, según ha expuesto, "la ley que aprobaron tienen un efecto negativo de 70, 80, 90 ó 100 millones de euros menos de recaudación" y ha incidido en que los partidos que "apoyan la estabilidad presupuestaria y apoyaron la reforma fiscal están dejando una situación muy difícil y complicada".

Por eso, ha agregado, "estamos impulsando aumentar los ingresos sobre rentas altas, patrimonio y grandes empresas". "Nos llama la atención el discurso radical de UPN, PSN y PPN de que la reforma fiscal va a dejar a Navarra en una especie de desierto económico, esos discursos hacen daño a Navarra, generan un clima negativo para la imagen de la comunidad", ha opinado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.