La Confederación de Organizaciones Empresariales (Cecale) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (Feacyl) consideran "insuficientes" los apoyos a las empresas que recogen los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) para 2016 y han lamentado que no se avance en la supresión de otros impuestos, además del que grava los hidrocarburos.

Ambas organizaciones valoran que el escenario macroeconómico en el que se enmarcan las cuentas sea "realista", además de ajustarse a la regla de gasto, a las obligaciones de control del déficit y del endeudamiento público. No obstante, han asegurado que hubiesen preferido que el montante total de los Presupuestos hubiera contemplado "una ligera subida o, al menos, se hubiera mantenido", a pesar de la reducción de las operaciones financieras y del aumento del montante a gestionar por las consejerías.

Con todo, confían en que se alcance el "máximo grado" de ejecución de las "diversas y múltiples" medidas previstas, siempre "bajo parámetros de mejora de la productividad y la eficiencia", han explicado en un comunicado recogido por Europa Press.

En el capítulo de los ingresos, valoran que se elimine la tarifa autonómica del impuesto sobre hidrocarburos, pero sin embargo creen que "hubiera sido más plausible" si se hubiese avanzado más en este ámbito, como es en la eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones y sobre el patrimonio, así como en la reducción de los tipos de gravámenes del impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados, o en el aumento de las bonificaciones y reducciones fiscales empresariales.

En cuanto a los apoyos empresariales, ven "insuficiente" este apartado, dado que las empresas "son las verdaderas generadoras de riqueza y creadoras de empleo" y requieren "lógicamente" de mayor apoyo para en un principio reducir la elevada tasa de paro y el ritmo de mortalidad empresarial que se ha visto acentuado durante estos últimos años y, además, para poder acometer mayores proyectos innovadores, de expansión, diversificación o internacionalización.

Máximo provecho

Por ello, ambas organizaciones confían en que se pongan "todos los medios posibles" para que, al menos, se agoten todas las dotaciones presupuestarias previstas de apoyo a las empresas y, si las previsiones a lo largo del año no fuesen así, se doten a estos instrumentos de la flexibilidad necesaria para que puedan dedicarse los recursos previstos inicialmente a otros fines empresariales más demandados.

Asimismo, Cecale y Feacyl esperan que el nuevo instrumento denominado 'Lanzadera Financiera de Castilla y León' realmente venga a "agilizar y canalizar" los recursos provenientes del Banco Europeo de Inversiones (BEI) hacia inversiones productivas y para impulsar "de forma más efectiva" la capacidad que tiene de inyectar también liquidez a las empresas, con el fin de que puedan ver la luz un mayor número de proyectos empresariales.

Del mismo modo, los empresarios de Castilla y León han aplaudido la "ya por fin" conversión de la ADE en ventanilla única para cualquier proyecto empresarial nuevo o ya consolidado. "Esta conceptualización viene a dar respuesta a una histórica demanda de Cecale", han recordado las organizaciones, que han animado a que este nuevo planteamiento se haga efectivo "a la mayor brevedad posible", para lo que han brindado todo su "apoyo y colaboración".

Finalmente, han felicitado al Gobierno de la Junta de Castilla y León por remontar el capítulo dedicado a las "inversiones" (4,58 por ciento), aunque creen que hubiese sido "preferible" contar con una mayor dotación económica por el valor que ejercen las mismas, al ser "palancas" de aceleración de la reactivación económica y, por tanto, también de creación de empleo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.