El servicio fiscal de la Guardia Civil del puerto de Málaga llevó a cabo el pasado día 7 una operación contra la pesca de inmaduros, tras avistar tres embarcaciones con motores fueraborda instalando 10 artefactos flotantes con generadores de luz y focos halógenos en su superficie para atraer a toda clase de peces; un hecho que, además, podría suponer un riesgo para la navegación en el interior de las instalaciones portuarias.

Los agentes avisaron al Servicio Marítimo Provincial, cuya patrullera entró en el puerto; por lo que los tripulantes de las embarcaciones huyeron por las proximidades del muelle uno y del muelle de cruceros tras tirar al agua los motores fueraborda, dejando en la superficie del agua los palés flotantes con los generadores, que a su vez estaban anclados a elementos fondeados.

Las embarcaciones, según han informado desde la Guardia Civil en un comunicado, eran de unos 4,5 metros de eslora y cada una portaba dos motores fueraborda, uno de los cuales había sido denunciado como sustraído el día anterior.

Asimismo, se aprehendieron dos artes de pesca de las denominadas boliches de unos 120 metros de longitud, cuatro generadores eléctricos de gasolina, seis focos halógenos y nueve palés modificados con elementos de flotabilidad.

Todo el material intervenido fue puesto a disposición de la Delegación Territorial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y por tales hechos se procedió a la formulación de las correspondientes denuncias.

Consulta aquí más noticias de Málaga.