El Cabildo de Gran Canaria traerá el legado de Alfredo Kraus a la isla y albergará la sede de su Fundación, así lo han decidido este miércoles en la reunión que ha mantenido el presidente de la institución insular, Antonio Morales, junto con los consejeros insulares de Hacienda y Presidencia, y Cultura, Pedro Justo Brito y Carlos Ruiz, respectivamente, con la hija del artista, Rosa Kraus.

Este es uno de los puntos planteados en el encuentro y sobre el que Morales explicó que se va a contratar a una empresa para que realice la precatalogación y la catalogación, previsiblemente en el Archivo General de Gran Canaria.

Añadió, en declaraciones a los medios, que el legado documental de Alfredo Kraus, que se encuentra en Madrid, el Cabildo lo quiere recuperar y "ver todo lo que puede formar parte del Museo y de la Fundación".

En cuanto a la sede de la Fundación, señaló que esta "tiene que estar en Gran Canaria, los grancanarios tienen que rendir respeto y homenaje a la memoria de un canario universal" con el que, dijo, "Gran Canaria se paseó y se seguirá paseando por los rincones de todo el mundo con el nombre de Alfredo Kraus".

Al respecto, expuso que también se va a encargar a una empresa especializada para reactualizar el proyecto de la Fundación para el futuro. "Son los cimientos sobre los que construir esa Fundación y ese Museo", apostilló.

En este sentido, al ser cuestionado por qué ocurrirá con el edificio de la calle de Buenos Aires de Las Palmas de Gran Canaria, que en su momento se acondicionó para acoger esta Fundación y que ahora se prevé que no será así, Morales apuntó que servirá para un centro de igualdad, por lo que consideró que el dinero público invertido en dichas obras "no es un dinero que se haya tirado".

Búsqueda de patrocinadores

Por otro lado, Morales expuso que el Cabildo de Gran Canaria "está dispuesto a financiar una parte" de la Fundación Alfredo Kraus, así como a dinamizarlo pero, matizó, también que buscará patrocinadores, empresas privadas, instituciones de España y del mundo porque se mostró convencido "de que habrá muchos que querrán participar en este homenaje" al artista.

Además, el presidente insular destacó que la Fundación Alfredo Kraus puede "generar atractivo económico, en el turismo para la isla".

Por su parte, la hija del artista, Rosa Kraus, ha agradecido al equipo de gobierno que lidera Morales el haber retomado este proyecto. Recordó que la Fundación de su padre se impulsó antes de que falleciera, en la década de los noventa, y entre los objetivos que contemplaba estaba el de transmitir el legado de su padre, así como ayudar a los jóvenes cantante de ópera, una escuela de ópera con un concurso de canto.

"La intención que hemos tenido —sus hijos— siempre es de trasladarla a Canarias —la Fundación—, puesto que está su Auditorio, sus restos, su vida se desarrolló aquí y nos parece muy interesante que aquí varias instituciones han mostrado interés de que la Fundación esté aquí y por las voces maravillosas que hay en Canarias. Creemos que se puede proyectar al mundo lo que serían los cantantes de ópera jóvenes de aquí y no solo de aquí porque al haber una escuela podrían venir también de fuera a estudiar aquí", resaltó.

Rosa Kraus indicó que se trata de "empezar de nuevo, con un equipo nuevo y con unas ideas en conjunto que parece que se está de acuerdo en prácticamente en todo", si bien matizó que "lo primero es traer el legado para Gran Canaria y que la Fundación tenga la sede aquí".

En este sentido, agregó que "será algo bastante inmediato traer las cosas y el empezar a firmar acuerdos". Rosa Kraus apuntó que el legado incluye "absolutamente todo" porque además del legado familiar, afirmó que "hay otros de coleccionistas en el mundo que lo donarían para lo que sería el museo".

El legado de Alfredo Kraus consta, entre otras cosas, de unas 200 cajas con 5.000 fotos, 15 trajes de ópera, 2.000 premios y todos los programas de sus actuaciones.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.