El pleno de las Corts Valencianes ha aprobado este miércoles la toma en consideración de la proposición de ley de modificación de la Ley de Estatuto de los Expresidentes de la Generalitat presentada por Podemos, con el apoyo del grupo socialista, Compromís y Ciudadanos y con la abstención del PP.

La diputada de Podemos Fabiola Meco ha defendido la derogación de los artículos de la ley que confieren a los expresidentes "privilegios" como la disponibilidad de oficina propia, vehículo propio, chófer, dos asesores o su condición de miembro nato del Consell Jurídic Consultiu (CJC) y ha criticado que la norma habla de "prebendas" pero "guarda silencio" y no establece rendición de cuentas, la justificación de gastos o la revocación de estos privilegios, por ejemplo en casos de condena judicial.

El resto de grupos han anunciado su voto a favor de la tramitación de esta proposición excepto el PP, cuyo diputado José Juan Zaplana ha manifestado su "abstención activa" y ha instado a hablar "en positivo" sobre el papel que deben tener los expresidentes, incompatibilidades o "lo que tienen que representar" pero "sin sectarismos".

En este sentido, ha criticado que si los exmandatarios no pueden trabajar en lo privado porque se trata de "puertas giratorias" ni en lo público porque "lo han recolocado" entonces "para qué sirve". "Pues que se muera, ya no podemos hacer nada con él. ¿Eso es lógico?", se ha preguntado Zaplana, que ha apostado porque estos puedan seguir "aportando su grano de arena" a la Comunitat con su experiencia y conocimientos.

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Valencia.