El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado este miércoles en la Comisión de Urbanismo un proyecto de Ordenanza Municipal "para contribuir a reducir el problema de convivencia entre bajeras y vecinos especialmente del barrio de la Milagrosa" y que incluye condiciones para la obtención de licencia de estos locales y sobre su horario.

En rueda de prensa, el portavoz de los regionalistas en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha recordado que este proyecto fue presentado por el anterior equipo de gobierno del Consistorio la legislatura pasada pero que no se trató ante la cercanía de las elecciones municipales. Maya ha afirmado que su formación ha recuperado el texto porque "no hemos visto una acción positiva del equipo de gobierno para volver a impulsar esta ordenanza" y ha considerado que "no se puede dilatar más" este tema.

La ordenanza propuesta "tiene el objetivo de hacer compatible el ocio de los más jóvenes con el descanso de los vecinos", ha resaltado Maya. En este sentido, el texto fija unos horarios similares al de las actividades recreativas de uso público. Así, según este texto, las bajeras deberán cerrar a las dos de la mañana de lunes a viernes y a las dos y media los sábados, domingos y festivos. No obstante, en San Fermín, Navidad y Año Nuevo no estarían sujetos a este horario.

Además, el texto marca unas distancias mínimas en las que podrán instalarse estos locales, siempre en planta baja, de 100 metros en Casco Antiguo y Milagrosa y 50 metros en el resto de la ciudad.

La norma propuesta también marca cómo deben realizarse las solicitudes para la obtención de licencia y también las condiciones que las bajeras abiertas a partir de su aprobación deberán cumplir. Según el texto, en caso de que no se realicen obras, la solicitud vendrá acompañada de un certificado técnico acreditativo de aptitud del local.

Una vez comprobados todos los documentos por los técnicos municipales el Ayuntamiento aprobaría la licencia, marcando un aforo y las condiciones que se consideren adecuadas.

El concejal de UPN, Juan José Echeverría, ha aclarado que la propuestas de ordenanza incluye "unas disposiciones tendentes a la legalización de los locales que ya están en funcionamiento pero que no tienen actualmente una licencia" y ha anunciado que estas bajeras contarían con un plazo de dos meses para legalizar su situación.

Echeverría ha señalado, además, que prevé que "en caso de molestias denunciadas y constatadas relacionadas con bajeras ya en funcionamiento y con licencia previa a la entrada en vigor de la nueva Ordenanza, se podría exigir la solicitud de una nueva licencia ajustada a las condiciones marcadas en la nueva norma".

El concejal regionalista ha confiado en que "el resto de grupo se tome en serio esta ordenanza para aportar todo lo que quieran aportar" y ha recordado que el texto propuesto es el mismo que fue elaborado la pasada legislatura y que "ya contó con un proceso participativo" con la Casa de la Juventud y el Defensor del Pueblo.

En este sentido, Enrique Maya ha criticado que "cuando empezamos a poner horarios, distancias y una serie de condiciones a algunos les empieza a temblar un poco el pulso" y ha afirmado que "es el momento de hacerlo ya porque los vecinos lo piden". "Lo que no se puede es estar mareando la perdiz y volver a abrir un eterno proceso de debate", ha añadido Maya.

Actuación preferente

En otro orden de cosas, a preguntas de los periodistas, Enrique Maya ha pedido que el barrio de la Milagrosa sea declarado por parte del Ayuntamiento de Pamplona como barrio de actuación preferente con unas ayudas especiales y que se realice un "plan especial al estilo del Casco Antiguo". "Hay que hacer un montón de cosas que hay que hacer en Milagrosa, desde implantar ascensores hasta mejorar la actividad comercial", ha insistido el portavoz regionalista que ha llamado a "sentarse a trabajar de una vez con el barrio de la Milagrosa".

Consulta aquí más noticias de Navarra.