Un médico, un enfermero y una celadora del servicio de urgencias de Huéscar (Granada) han sido insultados y amenazados con una navaja de grandes dimensiones por parte de un usuario que reclamaba ser atendido "saltándose todo tipo de control".

Los hechos ocurrieron el 28 de septiembre y los afectados ya han interpuesto la correspondiente denuncia, según ha informado en un comunicado UGT, que celebrará una concentración a las 9,00 horas de este jueves en el Centro de Salud de Huéscar para mostrar su repulsa ante esta nueva agresión.

Desde la Junta de Personal del Distrito sanitario Nordeste de Granada, se considera que el Servicio Andaluz de Empleo debe poner todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario andaluz para el buen uso de los medios que se ponen a su disposición.

Reiteran que "no es de recibo el maltrato físico y verbal que deben soportar de forma tan frecuente los trabajadores sanitarios, que en muchas ocasiones deben de suplir las posibles carencias del sistema".

Consulta aquí más noticias de Granada.