La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha solicitado al lehendakari, Iñigo Urkullu, una reunión "inmediata" después de escuchar al portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, "sugerir la necesidad de introducir recortes en las cuentas de 2015".

En un comunicado, Mendia ha explicado que los socialistas vascos quieren conocer "de forma detallada las intenciones del Gobierno vasco, una vez que se ha anunciado el incumplimiento del Presupuesto de ingresos".

Además, ha advertido al lehendakari de que el PSE-EE va a exigir que no se produzca ningún recorte sobre los servicios públicos y los derechos de los ciudadanos, ni un "reajuste" en las políticas de empleo, la educación o la sanidad, un mensaje que ya trasladó públicamente a Urkullu en el debate del Pleno de Política General.

Esta reflexión sobre las "líneas rojas", según la líder de los socialistas vascos, "vale para este año pero que también se hace extensiva a las cuentas del próximo ejercicio".

"Ya lo hemos dicho. Este Gobierno no ha aprovechado las competencias para exprimir las posibilidades de favorecer empleo de calidad, asiste como notario a la degradación de las condiciones laborales que disminuyen los salarios y, por tanto, los ingresos, y no afronta ninguna estrategia de futuro", ha explicado Mendia.

El PSE-EE, ha dicho, "considera que hay formas de ganar en eficacia en la prestación de servicios, eliminando duplicidades y limitando al máximo las ineficiencias" y ha subrayado que "estas dificultades que tiene el PNV con la recaudación demuestran que es más necesario que nunca adoptar medidas".

También ha destacado que, en el actual escenario, el Gobierno vasco, que tiene a su cargo servicios públicos básicos como la Educación o la Sanidad y otras materias clave en el desarrollo futuro como la Investigación y la Innovación, está sometido a la hora de determinar sus ingresos a decisiones que adoptan otras instituciones".

"En este contexto se hace aún más pertinente revisar nuestro entramado institucional, y, en cualquier caso, no asumiremos el discurso de resignación que parece querer plantear el Gobierno. Su obligación es establecer prioridades, y las nuestras son las de los parados, las que atajen la pobreza laboral, las que garanticen los derechos a un sueldo digno, a una vivienda digna, a una sanidad y una educación de calidad", ha manifestado Mendia.

Para los socialistas vascos, también es necesaria "una reflexión sobre la recuperación económica que se nos presenta como incuestionable, cuando ésta no tiene reflejo en la recaudación, ni está acompañada por una rebaja de las cifras del paro de la dimensión que cabe esperar, ni por la mejora de la calidad del empleo".

Asimismo, considera que "hay que calibrar el efecto de una reforma fiscal que de no haberse aprobado en 2013 nos abocaría a una situación aún más delicada", así como "revisar la efectividad de las medidas adoptadas contra el fraude fiscal y, en su caso, incrementar las que ya ha solicitado el PSE-EE como el aumento del número de inspectores para perseguir a los que traten de engañar al conjunto de la sociedad, la conexión entre las distintas Haciendas y el establecimiento de objetivos claros y evaluación de resultados".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.