Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Huesca a un grupo criminal dedicado, principalmente, a robos con fuerza en bares, con la detención de cinco integrantes, especializados en esta modalidad y con antecedentes similares en el levante español y en Rumanía.

Sobre uno de los miembros del grupo constaba una orden de búsqueda y detención internacional por las autoridades rumanas, país donde se le reclama como autor de delitos contra el patrimonio, y utilizaba documentación falsa para ocultar su verdadera identidad, mientras que a otro de los componentes le constaba una orden de búsqueda y detención por su pertenencia a un grupo criminal en Valencia dedicado a robos en máquinas expendedoras, ha informado la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Huesca en una nota de prensa.

A estas personas se les atribuye la autoría de tres robos con fuerza cometidos en bares de Huesca en el último mes, así como el robo en una joyería acaecido en marzo, en el que se apoderaron de joyas valoradas en 40.400 euros y que, según apuntan las investigaciones, fueron enviadas a Rumanía. Parte de los efectos sustraídos en estos establecimientos fueron recuperados en los registros practicados en los domicilios de los detenidos.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de un robo con fuerza cometido el pasado 10 de septiembre en un bar del centro de Huesca y cuyo patrón se repitió pocos días más tarde en otro bar situado a escasos metros.

En ellas, se determinó que los hechos se cometían por un grupo de cuatro o cinco personas que distribuían sus papeles durante el robo, encargándose dos de ellos de forzar los accesos y entrar al bar, mientras que el resto realizaba funciones de vigilancia en el exterior, dando aviso de presencia policial o de cualquier persona que pudiera presenciar lo que ocurría.

La ligera cojera de uno de los integrantes permitió iniciar la pista sobre este grupo organizado, que volvió a actuar el día 6 de octubre en otro bar, y con el mismo método.

IDENTIFICACIÓN

Las pesquisas realizadas por la Policía permitieron identificar a los miembros que componían este grupo, procediéndose a la detención de sus cinco integrantes.

Además, los registros domiciliarios practicados hicieron posible recuperar efectos que procedían de los robos señalados, incautándose 265 cajetillas de tabaco, monedas de un euro procedentes de las máquinas, efectos informáticos y tecnológicos.

Igualmente, se halló la herramienta empleada para forzar las persianas metálicas y cerraduras y para violentar las máquinas tragaperras, máquinas expendedoras de tabaco y cajas registradoras. Fruto de estos registros también se determinó la implicación de este grupo en el robo de la joyería.

Asimismo, en el domicilio de uno de los implicados se aprehendieron 60 gramos de cogollos de marihuana preparada para su venta, imputándose a este detenido también el delito contra la salud pública.

Este grupo, con gran itinerancia y muy activo en sus acciones, se había afincado recientemente en Huesca, donde se habían agenciado colaboradores residentes en la ciudad, que facilitaron la información local necesaria para la perpetración de estos robos y domicilios próximos a los lugares atacados para que pudieran escapar fácilmente con el botín y no ser interceptados por la Policía.

Prisión para uno de los detenidos

Los detenidos, todos ellos de origen rumano, han sido puestos a disposición judicial acusados de delitos de pertenencia a grupo criminal y robos con fuerza. Además, a dos de ellos se les considera autores de los delitos de falsedad documental, reclamación judicial y delito contra la salud pública, decretándose prisión para el miembro que era buscado por las autoridades de Rumanía.

La investigación se ha llevado a cabo por la Unidad Territorial de Policía Judicial de Huesca, que no descarta nuevas detenciones de otros individuos que hubieran podido colaborar con este grupo.

Consulta aquí más noticias de Huesca.