Un estudio de la Unad recoge que las asociaciones de atención a personas con problemas de adicción en Castilla y León ofrecen sus servicios a una mujer por cada ocho hombres.

Este informe ha sido realizado a nivel nacional por Unad, que es "la primera red europea en la atención a personas con problemas de adicciones", en colaboración con el Colegio de Sociólogos.

Esta diferencia entre géneros, a juicio de Unad, se explica porque a la hora de pedir ayuda las mujeres con problemas de adicción "se retraen mucho más que los hombres y no se atreven a solicitar apoyo por temor a los prejuicios sociales".

Otro dato a destacar en el estudio, según la Unad, es que la mayor parte de las personas que han recibido atención de las entidades de la red se hallan entre los 26 y los 44 años y una décima parte de las personas que han utilizado los servicios de las organizaciones es menor de 16 años.

El estudio recoge dos tipos de perfiles entre las personas beneficiarias de los programas y servicios de Unad. Por un lado, están aquellas que llevan más de diez años en tratamiento por problemas de adicciones; y, por otro, las que han solicitado ayuda o se han puesto en tratamiento de forma reciente.

En este sentido, el estudio publicado recoge que la mayor parte de las personas atendidas por Unad en Castilla León lleva consumiendo más de diez años.

Otro dato de este estudio, presentado por comunidades autónomas, es que hay "un repunte" en el consumo de alcohol, que ha afectado sobre todo a los hombres.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.