La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha absuelto al exalcalde de Cambil, Luciano Vílchez (PSOE), de un delito de lesiones tras verse involucrado en una pelea registrada en la noche electoral de las municipales de mayo de 2011 a las puertas de la sede local del PSOE. La sentencia absuelve también del mismo delito al hijo del exregidor, pero condena al hermano del exalcalde a tres meses de cárcel y al pago de una indemnización de 2.500 euros.

Según informaron fuentes judiciales a Europa Press, la misma sentencia condena a dos vecinos de Cambil, que también se sentaron en el banquillo, a tres meses de cárcel por un delito de lesiones. Uno de estos dos vecinos deberá indemnizar al exalcalde en 7.185 euros, mientras que el otro deberá indemnizar al hijo de Luciano Vilchez en 1.105 euros.

Aunque han sido condenados por un delito de lesiones, estos dos vecinos han sido absueltos de un delito de atentado por el que la acusación particular les reclamaba cinco años de prisión. La sentencia recoge que en el momento de la agresión, Luciano Vílchez no ejercía como alcalde y que por lo tanto no cabe la consideración del delito de atentado.

Los hechos ocurrieron sobre las 23,50 horas del 22 de mayo de 2011 a las puertas de la sede local del PSOE donde se encontraba el exalcalde, Luciano Vílchez, que tras los resultados sabía que no podría renovar en el cargo ya que IU le había superado en 96 votos.

"Enhorabuena, ahora eres un 'pringao' como nosotros". Esta frase pronunciada por dos de los cinco acusados y dirigida al exalcalde fue el detonante de una pelea en la que Luciano Vílchez resultó herido con una luxación escápulo humeral, así como su hijo que también intercedió en la trifulca, y un hermano del primer edil que también se metió por medio. Además, las dos personas que pronunciaron la frase también acabaron con diversas lesiones.

Todos ellos, agredidos y agresores, acabaron el pasado 30 de septiembre sentados en el banquillo al haberse producido denuncias cruzadas.

El Ministerio Fiscal había rechazado calificar los hechos como un delito de atentado atendiendo a que la noche en la que ocurrieron los hechos, Luciano Sánchez no estaba en el lugar en calidad de alcalde, argumento al que al final se ha sumado la magistrada encargada de redactar la sentencia.

Consulta aquí más noticias de Jaén.