Jorge Martínez será el nuevo encargado de contenidos de la radio televisión municipal de Granada capital, TG7, después de que así lo hayan aprobado todos los grupos políticos que componen la corporación local en la primera comisión de control después del cambio en la dirección política del canal público.

El nuevo responsable de TG7 y concejal de Economía en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Ledesma, ha anunciado que se ha nombrado a Daniel Rodríguez como coordinador de informativos y a Roberto Alcantara como coordinador de cámaras, "dando los cargos a miembros de la plantilla que cuenta con trabajadores sobradamente preparados y sin hacer exceso de gasto".

Ledesma ha explicado que en la primera reunión de la comisión de control, la unanimidad de los participantes han decidido dar continuidad a la radio televisión municipal, mantener a los trabajadores y elaborar una parrilla de contenidos "más plural y para todos los granadinos" y ha destacado, en este sentido, "el gran coste" que supone una televisión pública por lo que se "adecuará gasto con presupuesto" y se buscará más publicidad y subvenciones.

Desde que "asumió" el cargo al frente de TG7, Ledesma ha mantenido reuniones con la plantilla, los proveedores y el resto de grupos políticos de la corporación y se ha planteado como "prioridad absoluta" acabar con la inestabilidad de los trabajadores.

En cuanto al trabajador despedido antes del cambio de dirección, Ledesma ha explicado que en la reunión "se ha acordado que, al tratarse de un proceso judicial, se esperará a conocer la resolución del juez para acatarla" aunque lo que sí se llevará a cabo será una modificación de la ordenanza municipal que rige la radio y la televisión como necesidad para mejorar la gestión económica.

Martínez, por su parte, ha detallado que la programación de la televisión para la próxima temporada se regirá por criterios de austeridad aunque se mantendrán las señas de la casa como la retrasmisión de eventos de atención, los espacios de apoyo a la gastronomía granadina y manteniendo los criterios de solidaridad además de continuar con los programas musicales, los informativos y los monográficos.

Nueva etapa

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada, Luis Salvador, ha pedido al equipo de gobierno local "una radiografía completa que determine cuál es el estado actual de la televisión pública municipal", y ha instado a todos los grupos políticos a abrir "una nueva etapa en TG7 marcada por el consenso y la transparencia de gestión y en los contenidos" tras la puesta en marcha de la comisión de control y seguimiento.

Salvador ha asegurado que es necesario acabar con la "permanente controversia" y la "etapa convulsa" en la que se había instalado durante los últimos meses TG7 y ha detallado que "todos los grupos políticos deben trabajar ahora con lealtad para conseguir que la televisión municipal sea viable, que los trabajadores recuperen un clima de tranquilidad y seguridad laboral y que el modelo de gestión sea transparente".

Los representantes de los trabajadores, por su parte, han valorado "negativamente" los anuncios hechos por la nueva dirección política de la televisión de Granada y han asegurado que su "principal queja" es que todo este asunto "ha sido llevado adelante sin contar con la opinión de los trabajadores y ni tan siquiera intentar contactar con el delegado de personal que legítimamente representa a toda la plantilla".

En un comunicado a los medios, han lamentado que que se deje "en manos de los jueces" el asunto de los despidos que se produjeron por la promoción del proceso electoral que culminó con la elección de los representantes sindicales y han pedido al concejal y al alcalde, José Torres Hurtado, "que se comprometan con los derechos fundamentales de los trabajadores y reparen el daño causado por Juan Antonio Fuentes, al que por otro lado siguen manteniendo en su concejalía a pesar de ser una de las figuras más nefastas que ha dado la política en toda la historia de la ciudad de Granada".

Por todo ello, han exigido la "nulidad" de todas las decisiones adoptadas "sin el consenso necesario" tanto con los grupos de la oposición como con la plantilla y la propia ciudadanía representada en el tejido asociativo de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.