La diputada de IU en las Cortes autonómicas, Patricia Luquin, ha considerado que ha habido "más luces que sombras" en los primeros cien días del nuevo Gobierno de Aragón, a cuyo presidente, el socialista Javier Lambán, apoyó esta formación para su investidura tras firmar un pacto con 35 medidas "para transformar la Comunidad".

En rueda de prensa, Luquin ha argumentado que IU va a exigir el cumplimiento de ese acuerdo, si bien las acciones que recoge "no son para los primeros cien días" y buscan "estabilidad social y respuesta a los problemas", algo que a su entender es prioritario tras cuatro años de "estabilidad política" con el PP y el PAR en el Ejecutivo, pero con "mucha inestabilidad social".

No obstante, la diputada de IU ha advertido de que "el cambio de gobierno no supone que haya cambio de políticas", para estimar que "hay que ver" si el Ejecutivo "se cree de verdad" que hay que "dar salida" a la situación de los aragoneses, "crear empleo estable y de calidad" y hacer frente "a la pobreza infantil y energética", con un plan de emergencia social "que se hace necesario, acompañado de recursos".

En este sentido, Luquin ha deseado que el último informe económico financiero de la Comunidad, que señala un déficit en 2015 por encima del 2 por ciento, "no haga caer en la tentación al Gobierno de no acometer las reformas necesarias y aplicar políticas de cohesión en educación, sanidad, dependencia y empleo".

A su entender, "hay que cambiar el chip" ya que en esta legislatura el Gobierno está en minoría parlamentaria lo que le obliga "a liderar, consensuar, trabajar y tomar decisiones lo más plurales posibles" y desde IU se va a garantizar "una oposición constructiva, pero vigilante", respaldado al Ejecutivo "cuando estén la buena dirección", pero no si es al contrario.

Sombras y luces

Luquin ha indicado que las "sombras" de la gestión de este Gobierno son su intención de "dilatar en el tiempo hasta el 2017" el inicio de las obras del nuevo Hospital de Teruel, algo que "no nos gusta", mientras que si bien se ha "renunciado a la privatización" en la construcción del Hospital de Alcañiz "sigue siendo igual de necesario esta legislatura" ese centro.

También ha incidido en que "no se debe caer en la tentación de ampararse en el informe económico financiero para no abordar la transformación que necesita Aragón desde la izquierda" y por eso ha precisado que habrá que ver "qué Presupuesto se trae" a las Cortes, que "reflejará los próximos 365 días de gobierno y que pondrá cifras a las políticas que quieren aplicarse", también la fiscal.

Luquin ha sostenido que hay "más luces que sombras", y entre las primeras ha citado "la paralización de la LOMCE en la parte que corresponde a Aragón", decisión que "tiene un trasfondo importante" y el compromiso de presentar una ley de Capitalidad en las Cortes a principios de 2016, como "ya se ha anunciado" y para lo que el presidente aragonés, Javier Lambán, ya se ha reunido con el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve.

Además, "se va a trabajar en planes de reindustrialización y desarrollo para las cuencas mineras", se cuenta con los agentes sociales para la estrategia de competitividad y hay más personas trabajando para agilizar la gestión de Ingreso Aragonés de Inserción, ha enumerado.

A su entender, "podría irse un poco más rápido en algún tipo de políticas" para atender "la emergencia social", pero ha estimado que se puede considerar que el Gobierno está "progresando y esperamos que progrese adecuadamente", si bien "más que darle una nota, lo que hay que ver son los hechos para comprobar si se cree que hay que aplicar un cambio de políticas", ha concluido la diputada de IU.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.