Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a dos hombres de 33 y 27 años, como presuntos responsables de un robo con fuerza y un delito de receptación, respectivamente, hechos ocurridos en la localidad malagueña de Marbella. La propietaria denunció que le habían robado objetos por valor de unos 6.000 euros.

La investigación policial comenzó a raíz de la denuncia de la propietaria de una vivienda de dicho municipio que manifestó que habían entrado a robar en su domicilio y que le habían sustraído distintos efectos, entre ellos, documentación, aparatos electrónicos, dinero en efectivo y dos terminales telefónicos.

Durante las pesquisas los agentes pudieron comprobar que uno de los teléfonos sustraídos había sido vendido en un establecimiento de compraventa. En el transcurso de las investigaciones, el terminal fue intervenido, según han informado desde la Comisaría provincial, a través de un comunicado.

Continuando con las pesquisas, los investigadores identificaron y localizaron a la persona que lo había vendido por lo que fue detenida como presunto responsable de un delito de receptación.

La investigación ha concluido con la detención del presunto responsable del robo con fuerza, un ciudadano marroquí de 33 años, que inmediatamente después de perpetrarse el hurto había hecho uso de uno de los terminales telefónicos sustraídos y además fue la persona que se lo vendió al receptador. El atestado policial instruido ya ha sido remitido a la autoridad judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Málaga.