La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 59 años y a una mujer, de 49, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas cometido en el pub del municipio malagueño de Torremolinos donde trabajan.

Esta operación policial comenzó a raíz de diversas informaciones que apuntaban a que en este local de la localidad se vendían estupefacientes. En una de las tareas de vigilancia de madrugada, los investigadores observaron una transacción de una dosis de cocaína a cambio de 30 euros en el local.

Las investigaciones avanzaron y los agentes realizaron varias actas de intervención de estupefacientes a compradores en las inmediaciones del lugar, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los agentes localizaron el lugar donde el hombre, dueño del pub, guardaba la cocaína, que era su propio domicilio y que estaba ubicado a escasos metros del local.

Ocultaba las papelinas en fundas de gafas

Según la Policía, los clientes pedían la dosis de cocaína en la barra del bar y el dueño del mismo se desplazaba a su domicilio a por unas papelinas que, después, ocultaba dentro de una funda de gafas. Después salía del domicilio y colocaba la funda en la barra del bar donde se las daba a sus clientes.

Los agentes practicaron dos registros, uno en el domicilio del propietario del bar y otro en el local, que han dado como resultado la intervención de 300 gramos de cocaína en roca. Además, se han intervenido 4.000 euros en efectivo y útiles para la preparación de la droga.

Con estas dos detenciones, la Policía Nacional ha neutralizado un punto muy activo de venta de cocaína de la localidad. Ambos detenidos han pasado ya a disposición judicial y uno de ellos, el dueño del pub, ha ingresado ya en prisión.

Consulta aquí más noticias de Málaga.