Felipe Insúa, el abogado del individuo, de nacionalidad marroquí, que en febrero de 2012 mató a una anciana e hirió a otras dos propinándole un golpe con una rama de limonero mientras paseaban por un huerto en la pedanía murciana de El Raal, ha anunciado, momentos antes de comenzar el juicio, que pedirá la absolución de su cliente porque es "inocente".

"Siempre se ha declarado inocente y los tres años que lleva en prisión ha mantenido su inocencia y hoy se va a ratificar", ha advertido el letrado, quien discrepa, asimismo, de que el fiscal José María Alcazar haya calificado el delito como asesinato porque, a su juicio, sería "homicidio imprudente por cuanto la intención de Tahar Ryad no era matarla, pudo morir por el golpe que se dio en el suelo".

Por su parte, la abogada de la familia, Rebeca Martínez, que se persona como acusación particular, ha adelantado que se sumará a la petición del fiscal, que reclama penas que suman 44 años de cárcel por los delitos de asesinato consumado, asesinato en grado de tentativa, robo con violencia y lesiones.

Mientras que los familiares de la anciana fallecida han dicho que espera que "se haga justicia y se imponga la mayor pena".

El juicio se vuelve a reanudar este martes después de que se suspendiera al no ser posible la localización del testigo que vio al acusado, un hombre de origen sirio. Por ello, el abogado del acusado pedirá la rebaja de la pena que se le imponga por la "dilación" del proceso.

Relato de los hechos

El Ministerio Fiscal ha pedido penas que suman 44 años de cárcel para este individuo, de 35 años y nacionalidad marroquí, acusado de matar con una rama de limonero a una anciana y herir a otras dos cuando se encontraban en un huerto en la pedanía murciana de El Raal.

El juicio por este crimen, cometido en febrero de 2012, se desarrollará en tres sesiones, a partir de las 9.30 horas de este martes, en la sección segunda de la Audiencia Provincial.

Según las conclusiones del fiscal, el individuo, animado por el deseo de obtener un ilícito apoderamiento aún a costa de las vidas y de la integridad física de las tres mujeres, provisto con una rama de limonero de más de 80 cm de largo se aproximó en silencio a las viandantes cuando paseaban por el carril de Los Cobos y propinó un primer golpe, sin demasiada fuerza, a una de ellas.

Como consecuencia, la víctima cayó al suelo y fue arrastrada por el individuo hasta un limonero próximo, momento en el que le sustrajo un monedero con siete euros y varios céntimos de euros.

Posteriormente, se dirigió a las otras dos ancianas y le propinó otro golpe que hizo que cayeran al suelo. Dos de ellas sufrieron un traumatismo craneoencefálico y una tercera falleció al día siguiente por las heridas sufridas como consecuencia del impacto.

El procesado emprendió la huida a través de los huertos de limoneros contiguos. Tras llegar a su domicilio y raparse la cabeza, al día siguiente acudió a trabajar y posteriormente se dirigió a Almería hasta que fue detenido días después en El Ejido.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato consumado, por el que pide 20 años de cárcel; un delito de asesinato en grado de tentativa, por el que reclama 14 años; por el delito de lesiones, cinco años de cárcel; y por el de robo con violencia y uso de medio peligroso, otros cinco años.

Igualmente, deberá indemnizar al viudo en 100.000 euros y a cada uno de los cuatro hijos de la fallecida en 15.000 euros. También deberá indemnizar a las dos víctimas que quedaron heridas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.