Un jurado popular juzga desde este martes, en la Audiencia Provincial de Cuenca, a dos hermanos —R.M.N. y D.M.N.— por asesinar presuntamente a su hermano, R.M.N., en la noche del 18 al 19 de julio de 2012 en el domicilio familiar que compartían con sus padres en la localidad conquense de Campillo de Altobuey.

Ninguno de los dos acusados tiene antecedentes penales y permanecen en prisión provisional por esta causa desde el 3 de enero al 1 de julio de 2013. Su padre, A.M.S., que también fue imputado por estos hechos, falleció el 18 de septiembre de 2013, según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press.

Según dicho escrito, en la noche del 18 al 19 de julio de 2012, R.M.N. y D.M.N. mantuvieron una fuerte discusión con su hermano R.M.N., en el transcurso de la cual, "en unidad de acción y con ánimo de acabar con la vida de su hermano", aprovechando que "se encontraba bajo una fuerte intoxicación alcohólica lo cual limitaba su capacidad de autodefensa, le propinaron diversos golpes".

A consecuencia de los mismos, según afirma el Ministerio Público, la víctima, que se encontraba tumbado en su cama, sufrió la fractura la primera a la quinta costillas derechas a nivel del arco costal.

A continuación, añade, "prevaleciéndose de la situación en la que el mismo se encontraba a consecuencia de las lesiones, así como de la fuerte intoxicación etílica que presentaba", circunstancias que le impedían reaccionar "de forma evasiva y con nula capacidad de defensa", los dos acusados, "de manera sorpresiva y utilizando una escopeta de caza" le dispararon en dos ocasiones a la altura de la cara.

Como consecuencia, le provocaron una herida en la región cubital, otra en la región radial, una herida en la cara en su región más ancha, así como a nivel de la boca de ocho centímetros de ancho y 6,5 de largo, que le "causaron su muerte a consecuencia de la destrucción de sus centros vitales encefálicos".

Según el Ministerio Fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con agravante de parentesco y pide para ambos acusados una pena de 20 años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena. En concepto de responsabilidad civil, deberán indemnizar, conjunta y solidariamente, a su madre, C.N.T., en la cantidad de 112.388 euros.

El juicio se celebrará en audiencia pública una vez se haya conformado el Tribunal del Jurado.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.