La mayoría, del sector servicios y la construcción. El número de parados inmigrantes en Málaga es el más alto de Andalucía y se sitúa en 6.749 personas, un 31,9% de los extranjeros desempleados en la región (datos de junio).

Además, el paro entre los inmigrantes supone el 8% del desempleo total de la provincia y afecta fundamentalmente al sector servicios y a la construcción.

En total, el número de parados entre los extranjeros residentes en Andalucía se incrementó el mes pasado en 4.034 personas, un 23,64% más con respecto a junio del pasado año, hasta alcanzar las 21.101 personas, de los que un 63% son extranjeros extracomunitarios.

Por provincias, a Málaga le sigue Almería, que presenta 5.635 inmigrantes en paro, seguida de lejos por Granada (2.260), Sevilla (2.235), Cádiz (1.926), Huelva (1.050), Córdoba (750) y Jaén (666). Por sectores, servicios es el que más extranjeros desempleados acumula, seguido de la construcción. También destacan los parados de la agricultura onubense.