Los padres vascos podrían quedarse sin los 2.500 euros por el nacimiento de un hijo prometidas por José Luis Rodríguez Zapatero. Al menos, tal y como el presidente del Gobierno las ha planteado.

Euskadi, al igual que Navarra, tiene transferidas las competencias tanto para las ayudas directas, como para las deducciones fiscales. En el caso de las directas, es el propio Gobierno vasco quien las ofrece; y las deducciones por hijo son cosa de las Diputaciones.

«El problema es que han anunciado las ayudas y no han explicado cómo lo piensan hacer», explicó a 20minutos un portavoz de la Diputación. De ahí la incertidumbre de si los padres vascos se verán o no beneficiados.

Por su parte, el consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, solicitó al Gobierno central que las ayudas las otorgue de forma directa, porque «así se podrían compatibilizar con las que da el Gobierno vasco».

En Euskadi, de 400 a 900 euros como mínimo

En Euskadi nacen unos 20.000 niños al año. Las ayudas que otorga el Gobierno vasco son de de 400 a 900 euros anuales por el primer hijo, en función de la renta familiar; 1.100 euros por el segundo más 400 al cumplir los dos años; por el tercero y sucesivos, 1.100 euros anuales hasta los cinco años, más 400 por el sexto y otros 400 el séptimo año.

 

Nacho Gorostizaga Contable, 33 años.  

«Que hagan más guarderías»

«El anuncio de Zapatero es electoralista. No sé si eso se llevará a cabo. En todo caso, si no llegan esas ayudas a Euskadi, lo que debería hacer el Gobierno vasco es compensarlas con otros recursos para facilitar la vida a los padres, como hacer más guarderías. Al fin y al cabo el dinero es para la educación y la manutención».

 

Mari Carmen de Pedro Asesora, 48 años..  

«Me parece injusto»

«Sé que van a tener un problema con el tema de las competencias, pero creo que los gobiernos central y vasco deberían negociar entre ellos para conseguir que esas ayudes lleguen también a los padres de aquí. De lo contrario, me parecería injusto. Aun así, los 2.500 euros que van a dar no me parece tampoco tanto. Cuando se trata de los hijos, cualquier ayuda es poca».