En sólo una noche, la Policía Local ha detenido a tres conductores por ir borrachos al volante y provocar diferentes situaciones de peligro en la carretera. A las 22.25 horas del miércoles detuvieron a un hombre de 28 años que conducía bajo los efectos del alcohol y que volcó con su coche al perder el control en la calle de los Molinos. A las 2.10 de la madrugada arrestaron a un hombre de 40 años que conducía en dirección contraria y que también iba bebido. Poco después sorprendieron a un joven de 21 años que dio positivo en el control de alcoholemia y conducía sin carné.