La princesa heredera Victoria de Suecia, que cumplirá 30 años el sábado que viene, declaró ayer en una entrevista que se siente más «segura» y «tranquila» ahora que hace años, y rechazó que tuviera planes de casarse con su novio a corto plazo.