Era una de las bandas de ladrones de bancos más activas del país, habían cometido, al menos, 38 atracos, pero finalmente la policía les ha detenido.

Son siete, tres de ellos hermanos y con una capacidad organizativa de película. Actuaban de manera muy profesional. Hace cuatro días, cinco de ellos eran detenidos en un bar. Estaban planeando el siguiente golpe.

Sólo se juntaban para esto. Cada uno vivía en diferentes puntos de España, y hacía una vida normal, incluso con identidades falsas y vidas laborales inventadas.

En una casa de Madrid vivían dos de los detenidos, compartiendo una vida de pareja sin llamar la atención. Actuaban de dos en dos y siempre disfrazados. De echo la Policía investiga si llegaron a disfrazarse como 'El solitario' para despistar a los agentes.