Detenidos otros tres miembros de Al Qaeda. El Gobierno yemení anunció  ayer la muerte de un egipcio al que identificó como «uno de los cabecillas» del grupo que planificó y ejecutó el atentado del pasado lunes, en el que murieron siete españoles y dos yemeníes. El egipcio Ahmed Basiumi Dueider fue abatido anoche en un barrio del oeste de Saná, la capital. Las Fuerzas de Seguridad yemeníes detuvieron además a tres presuntos miembros de Al Qaeda y a otros 15 implicados en el atentado.

Cerca de 1.500 yemeníes se manifestaron ayer en Saná, convocados por el Gobierno, para denunciar el terrorismo.

Por otro lado, las hermanas de la herida de gravedad María Asunción Vitorica, ingresada en un hospital de Saná, aseguraron ayer que se encuentra en coma leve y no profundo. Los médicos informaron luego que ha empeorado. Dan por seguro que si vive tendrá graves secuelas.