La UE acuerda la distribución de 120.000 refugiados, aunque espera a un millón en 2015

Refugiados caminan por las vías del tren de Horgos a Szeged cerca de Rozke. en Hungría.
Refugiados caminan por las vías del tren de Horgos a Szeged cerca de Rozke. en Hungría.
EFE/Balazs Mohai

Los ministros del Interior de la UE cerraron este martes un acuerdo para reubicar y prestar asistencia a 120.000 de los refugiados que han llegado al continente en los últimos meses.

El pacto, que cosechó el voto en contra de Eslovaquia, Rumanía, la República Checa y Hungría y la abstención de Finlandia, consta de dos fases. La primera supondrá el traslado de 66.000 personas desde Grecia e Italia -las dos principales puertas de entrada al continente- a lo largo de este año. La segunda incluirá la distribución de otras 54.000 procedentes de Hungría en 2016, aunque la Comisión Europea puede modificar la propuesta en función de las circunstancias.

En ambos casos, los países receptores se decidirán en función de un sistema de cuotas que ha tenido en cuenta la capacidad económica y de integración de los distintos miembros. España acogerá a 14.931 personas; Alemania, a 31.443, y Francia, a 24.031, siendo los gobiernos más solidarios, de acuerdo a la última propuesta realizada por la Comisión.

Eslovaquia, Rumanía y la República Checa también tendrán que hacerse cargo de una parte de los desplazados, a pesar de su oposición a esta fórmula.

Control de fronteras

La ONU había elevado a 200.000 personas las personas con necesidades urgentes. Los 120.000 que finalmente recibirán asistencia apenas suponen el 12% del millón de desplazados que la OCDE y Acnur calculan que podrían llegar a Europa este ejercicio. Además, solo son el 17% de las 700.000 demandas de asilo que ha recibido la Unión en 2015. Por último, constituyen el 24% de los 500.000 cruces irregulares de la frontera continental registrados por Frontex este ejercicio.

Rutas de los refugiados hacia Europa

Cada nación recibirá 6.000 euros de ayuda por refugiado. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha ofrecido sus servicios para financiar a bajo coste la construcción de alojamientos o las políticas de integración, sanidad y educación necesarias, de acuerdo al comunicado emitido por su presidente, Werner Hoyer.

El acuerdo no excluye la adopción de otras medidas, como son el aumento de los controles fronterizos, la agilización de las devoluciones o la inversión en campos de refugiados para limitar las llegadas al continente. Alemania, que espera hasta 800.000 demandas de asilo, está a la cabeza de esta reivindicación.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) hizo este martes un llamamiento a los donantes para financiar sus operaciones en Siria. En este sentido, el rey Abdalá II de Jordania solicitó fondos adicionales para extender la ayuda que presta su reino, que acoge en la actualidad a 1.400.000 ciudadanos sirios. Turquía, Líbano y Egipto atienden a dos millones, un millón y 130.000 sirios, respectivamente.

El flujo continuará

El acuerdo de este martes no pone fin a la crisis. Europa aún no ha resuelto la reubicación temporal de los 44.000 solicitantes de asilo que la Comisión propuso en el mes de mayo.

Ciudadanos sirios protestan en MelillaLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aseguró este martes que el flujo de refugiados continuará después de 2015 debido a la situación de los países emisores. "Europa tiene tanto la obligación como la capacidad de manejar esta trágica crisis sin precedentes", zanjó, sin embargo, el organismo en su informe anual sobre las migraciones.

El goteo de llegadas continúa en las islas del Egeo y a través de la ruta Balcánica.

El gobierno conservador de Hungría ha logrado sacar adelante una declaración en la que responsabiliza de la situación a las "políticas irresponsables" de la UE.

La presidenta croata, Kolinda Grabar-Kitarovic, ha llegado a acusar a la canciller alemana, Angela Merkel, de haber provocado la crisis: "Llamaba recientemente a los refugiados a ir a Alemania. Estos días, puso el freno de mano y dijo que no puede recibir a todos esos inmigrantes económicos".

Hungría, Austria, Alemania y Francia son algunos de los países que han establecido controles en las fronteras, impidiendo la libre circulación que preconiza el tratado de Schengen. Rumanía ha instalado dos campamentos temporales de refugiados cerca de la frontera con Serbia para prevenir una posible llegada masiva de inmigrantes.

En España, el Partido Socialista ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy que asista inmediatamente a los refugiados sirios que se hacinan en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento