El impulso de la labor desarrollada por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) en lo que va de año ha propiciado que la tasa de cobertura de la negociación colectiva en Andalucía —el número de empresas y trabajadores andaluces protegidos por convenios colectivos vigentes— se recupere y se sitúe ya en niveles previos a la aplicación de la reforma laboral de 2012.

Según ha destacado este martes el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, durante el pleno de este organismo, en los primeros ocho meses del año se han firmado en Andalucía más convenios colectivos que en el mismo período del 2014 (610 frente a 592), de manera que 1.070.000 trabajadores y 181.500 empresas andaluzas cuentan con la cobertura de convenios colectivos con vigencia expresa en Andalucía.

Teniendo en cuenta que en el conjunto del año 2014, la comunidad contaba con 706 convenios colectivos vigentes, que daban cobertura a 1.161.340 trabajadores y 203.414 empresas, es "muy probable que el ejercicio se cierre superando las coberturas del pasado año", ha explicado el responsable de Empleo.

Sánchez Maldonado ha destacado la importancia de la negociación colectiva y el diálogo social como características esenciales del modelo de concertación social andaluz, y su impulso en un contexto de aplicación de la reforma laboral, y se ha referido a las comisiones técnicas provinciales de negociación colectiva y las presidencias de convenios como instrumentos clave.

El consejero de Empleo ha hecho balance también de la actuación del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), adscrito a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, y ha destacado que aún en un contexto de mayor dificultad en la resolución de conflictos derivados de la situación de crisis, este instrumento mantiene su eficacia.

De hecho, en los ocho primeros meses del año, la actuación del Sercla ha logrado concluir con acuerdo el 61,96 por ciento de los conflictos previos a huelga que solicitaron su servicio de conciliación-mediación, lo que ha supuesto que no se perdieran 316.864 horas de trabajo que afectaban a 4986 trabajadores de 74 empresas de Andalucía. Su actuación mediadora ha propiciado evitar un total de 57 huelgas en ese período. En el caso de los conflictos de intereses, debidos a bloqueos de la negociación, el porcentaje de avenencias alcanza el 71,15 por ciento de los procedimientos tramitados.

De enero a agosto, el Sercla registró un total de 595 solicitudes de mediación en conflictos colectivos, los cuales extendían sus efectos a 810 empresas y 153.971 trabajadores, y 306 expedientes de mediación en conflictos individuales, lo que pone de manifiesto la confianza de los operadores económicos y sociales en este instrumento de mediación.

Maldonado ha destacado que desde su nacimiento, el Sercla ha demostrado ser un procedimiento que agiliza la solución del conflicto laboral y da fluidez a la negociación colectiva, un mecanismo que permite hallar soluciones beneficiosas para ambas partes, trabajadores y empresarios. En este sentido, desde que iniciara sus actuaciones en 1999, el Sercla ha logrado evitar la pérdida de un total de 35 millones de horas de trabajo en Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.