Una discusión parece ser el motivo del crimen de un matrimonio británico ocurrido el pasado 29 de marzo en una vivienda de Xaló (Alicante), según ha informado este martes la Guardia Civil, que ha explicado que el detenido, ya en prisión por estos hechos, tenía "cierta relación de amistad" con las víctimas, para quienes había realizado algún trabajo en su vivienda "de manera esporádica".

Según el comunicado del instituto armado, el móvil pudo ser una discusión entre el detenido, D.D., de nacionalidad marroquí y 63 años, y la víctima, Peter David Tarsey, de 76, deportista olímpico del Reino Unido que llegó a participar en salto de trampolín en las Olimpiadas de Montreal de 1956. El presunto autor de los hechos le disparó a él en primer lugar en la nuca y acto seguido utilizó el arma contra la mujer, al ser la única testigo de los hechos.

La detención de D.D. se llevó a cabo el pasado jueves, en el marco de la operación denominada 'Murtes', tras más de cinco meses de intensas investigaciones.

El pasado día 29 de marzo fue cuando se hallaron los cuerpos sin vida de la pareja, sentados en el sofá del salón con un disparo de arma de fuego cada uno de ellos. La vivienda estaba ubicada a las afueras de la población de Xaló en un paraje aislado y junto a la cual discurre una carretera comarcal.

A pesar de la escasa información con la que se contaba inicialmente, la Guardia Civil estableció un operativo para identificar, localizar y detener del autor o autores de estas muertes.

Según se ha detallado, en un primer momento se consideró la posibilidad de que el crimen fuera consecuencia de un robo porque se observó que faltaban varios efectos, entre ellos un televisor. Las primeras investigaciones se orientaron a realizar un exhaustivo análisis de potenciales autores, todos ellos enmarcados en ese perfil, y que habitualmente operaban por esta zona.

Transcurrido un tiempo y viendo que esta línea de investigación no conducía a ningún objetivo, se decidió cambiar, orientarla en otro sentido, en esta ocasión hacía personas próximas a las víctimas. Tras las intensas y laboriosas labor de investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, se pudo determinar que la hipótesis barajada se corroboraba, y el autor material de los hechos podría ser una persona conocida y cercana a los fallecidos, ya que, entre otras circunstancias, las puertas y ventanas de la vivienda no fueron ni forzadas ni violentada.

Por tal motivo, las investigaciones se centraron en un hombre que, de manera esporádica, había realizado algún trabajo en la vivienda del matrimonio, y con el que mantenían cierta relación de amistad.

Arma del crimen

Ante estos hechos, y con el correspondiente mandamiento judicial, se procedió al registro de la vivienda de esta persona y de la parcela. En el interior hallaron dos armas cortas, una de fogueo y otra de fuego real, ésta última y al parecer, empleada en el doble asesinato. Además, fueron halladas e intervenidas, entre otros efectos, dos bocachas para lanzamiento de bengalas de señalización, una funda de pistola tipo sobaquera, y una bolsa con 185 gramos de marihuana.

Por todo ello, en la mañana del pasado jueves día 10 se detuvo al hombre, de 63 años y nacionalidad marroquí, como presunto autor de las dos muertes. La Guardia Civil ha destacado la complejidad de la investigación dada la escasez de indicios y pruebas con las que se contó inicialmente. El detenido, en unión de las diligencias instruidas, armas y efectos intervenidos, pasaron a disposición del titular del juzgado de Instrucción número 3 de Dénia.

Consulta aquí más noticias de Alicante.