La Audiencia de Málaga ha condenado a 10 años de prisión a un hombre acusado de abusar de dos niñas de seis y siete años que eran hijas de dos sobrinas de la mujer del procesado, siendo sorprendido por la madre de una de ellas. Además, se le impone el alejamiento de las menores y que las indemnice con 25.000 euros a cada una.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2012. Según se declara probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado estaba en una casa de campo de una localidad de Málaga y se quedó a solas con las dos niñas —que son primas—, a las que hizo entrar en un pequeño cuarto que hacía las veces de trastero.

Así, dice la resolución, abusó de ellas, siendo sorprendido por la madre de una de las niñas que vio a su hija con los pantalones bajados. "No era la primera vez" que el acusado realizaba estos hechos respecto de la pequeña, de seis años, ya que ocurrieron al menos dos veces antes, aunque no se pueden concretar las fechas.

La Sala condena al hombre por dos delitos de abuso sexual, uno de ellos continuado. El acusado negó los hechos, incluso rechazo que las menores llegaran a entrar en el cuarto. Asimismo, señaló que en algunas ocasiones la niña de seis años había entrado en su cuarto y una vez cerró el pestillo mientras él dormía.

Pero la madre de esta víctima aseveró "de manera firme, contundente y plenamente creíble" lo que vio ese día y que luego la niña le contó lo ocurrido. El Tribunal también ha apreciado las declaraciones de las menores, prueba que fue difícil de practicar al haber sufrido una situación traumática.

Además de la pena de prisión y la indemnización por el daño moral, la Sala impone al acusado la prohibición de aproximarse a las dos primas a menos de 1.000 metros, así como comunicarse con ellas; todo por un periodo de 10 años en el caso de una y de 15 años en cuanto a la otra.

Consulta aquí más noticias de Málaga.