La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha advertido este martes de que su formación no va a permitir que se obligue a los catalanes a tener un pasaporte "para ir a Zaragoza, Toledo o Sevilla", al tiempo que se ha mostrado convencida de que la "mayoría silenciosa" que no acude a las manifestaciones se hará oír en las urnas.

Durante su intervención ante la Junta Directiva Regional del PP-A, Cospedal ha lamentado que éstas sean las terceras elecciones al Parlamento catalán en los últimos cinco años y ha garantizado que mientras el PP siga en el Gobierno "a ningún catalán se le va quitar el derecho a ser español y europeo".

La dirigente del PP ha criticado que los socialistas no mantengan un mismo discurso sobre Cataluña y que se sitúen en la "equidistancia". "Nosotros no somos equidistantes, no pactamos con los independentistas y no hacemos lo que Susana Díaz, echar la culpa del problema de Cataluña a Rajoy y Mas", ha añadido.

Así, tras recordar a la presidenta de la Junta de Andalucía que fue el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero quien dijo a los independentistas: "haced lo que queráis que lo vamos a aprobar todo", Cospedal ha lamentado que Susana Díaz "no tenga memoria". "A ver si se lo vamos a tener que recordar todo", ha apostillado.

Ha destacado que el PP no cambia su discurso sobre Cataluña y que defiende en todo momento la unidad de España, frente a los socialistas que cambian de discurso a cada momento. Al hilo de ello, ha censurado que haya socialistas catalanes que se han unido a la Liga de Municipios por la Independencia.

En este contexto, la secretaria general del PP ha sostenido que el PP es el único partido con un "mensaje claro" en esta materia y que así lo refleja en todos los actos que celebra, de una manera "seria y rotunda". Ha defendido también la necesidad de saber "estar a la altura" ante este desafío y la importancia de que haya un futuro "para todos juntos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.