Carmena presenta la web de participación ciudadana
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado de Participación Ciudadana, Pablo Soto, durante la presentación de la web municipal de participación ciudadana. GANDUL / EFE

La nueva página web ciudadana que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Madrid se ha estrenado este martes con decenas de propuestas que podrán materializarse si logran el apoyo de unos 53.000 madrileños. Las principales inciativas de los ciudadanos se han centrado en temas que afectan directamente a los vecinos, como la movilidad y el medio ambiente.

De esta forma, la más popular está siendo una propuesta de billete único para el transporte, una medida en la que el Consistorio ya trabaja y que ha trasladado al Consorcio de Transportes. En este sentido, lo que propone el Ayuntamiento es la creación de un billete intermodal de al menos diez viajes que pueda utilizarse en EMT, Metro, Cercanías y Autobuses Interurbanos sin coste añadido siempre que el tiempo de transbordo no supere los 90 minutos. Para el transporte público hay otras iniciativas como la ampliación del horario nocturno o permitir el acceso a los perros.

Otras peticiones populares han sido la prohibición de colocar publicidad en los coches, que cada madrileño plante un árbol y la elaboración de un plan integral de mantenimiento de parques y espacios infantiles En materia de movilidad encontramos además propuestas con bastante apoyo, como la peatonalización del centro y su cierre al tráfico, incluso para los residentes, dotar al Paseo de la Castellana de un carril bici o unir el centro de forma peatonal con Madrid Río o la Casa de Campo. Las restricciones al tráfico del centro empezaron en 2004 con la declaración de Área de Prioridad Residencial (APR) para la zona de Cortes. Posteriormente se extendió al barrio de Las Letras (2005), Embajadores (2006) y el pasado mes de agosto a Ópera. En estas zonas, sin embargo, se permite el paso a los vehículos de residentes, motos y vehículos comerciales, estos dos últimos con horarios restringidos.

La limpieza de la capital es otra de las cuestiones con más apoyos. En este sentido, la alcaldesa, Manuela Carmena, puso en marcha en julio un plan urgente de limpieza de determinadas zonas de la capital y ya ha anunciado que entre finales de este mes y principios de octubre arrancará un plan de choque con la intención de dejar impoluta Madrid en seis meses. Otras peticiones populares han sido la prohibición de colocar publicidad en los coches, que cada madrileño plante un árbol y la elaboración de un plan integral de mantenimiento de parques y espacios infantiles.

Otras propuestas ciudadanas, sin embargo, no han tenido demasiado éxito en su estreno. Sin apenas apoyos, de momento, está la iniciativa para aumentar circulación de fotos de Madrid en redes sociales, la colocación de una escultura en sol para conmemorar el 15-M o confiscar los perros a las personas que no recojan sus excrementos. Hay otras propuestas en estas primeras horas que son difícilmente realizables, como la celebración del Toro de la Vega en la capital, la lucha contra el garrafón o la supresión del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

"Cambia quien toma las decisiones"

"Se trata de poner en boca de los representantes formales los deseos concretos de la ciudadanía", ha explicado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, sobre una iniciativa que, en su opinión, sitúa a la capital a la "cabeza de la participación". Por su parte, el delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento, Pablo Soto, ha afirmado que con esta web municipal de propuestas ciudadanas cambia "quién toma las decisiones": si "exclusivamente 57 concejales o los 3,5 millones de personas que habitan en la ciudad".

¿Cómo puede hacerse realidad una propuesta?

Para que se materialicen algunas de estas propuestas ciudadanas es necesario que tengan un apoyo del 2% del censo de la ciudad (53.726 personas). Cuando la propuesta alcance ese porcentaje mínimo de apoyo ciudadano, el Consistorio abrirá un plazo de 45 días de debate y reflexión para, posteriormente, pasar a votarse en el Pleno en un periodo de siete días. De superar todos los trámites, el organismo municipal correspondiente tendrá que poner en marcha la iniciativa salvo que sea inviable técnicamente o no pueda ser financiada.

Cuando se trate de propuestas que tengan un gran interés general, se solicitará la celebración de una consulta popular en los colegios electorales, prevista en la Ley de las Bases de Régimen Local. La celebración de este mecanismo de consulta debe ser aprobado en el Pleno para posteriormente ser comunicado a la Comunidad de Madrid, organismo encargado de solicitar el permiso al Gobierno central, que es el que tiene la potestad para permitir la apertura de los colegios electorales. El resultado de la consulta no es vinculante, aunque el equipo de Carmena se ha comprometido a hacerlo efectivo.

Se excluirán aquellas propuestas con contenidos de carácter racista, sexista, xenófobo, que hagan apología del terrorismo, que atenten contra los derechos humanos, la dignidad de las personas, las que tengan fines delictivos, contra la legislación vigente o se consideren spam. Para poder proponer una consulta se tiene que estar empadronado en Madrid y ser mayor de 16 años.

Consulta aquí más noticias de Madrid.