La alcaldesa de localidad almeriense de Las Tres Villas, Virtudes Pérez (PSOE), y Joaquín López, que concurrió a las últimas elecciones municipales bajo las siglas de C's en la localidad, acuden este martes a una vista oral en la Ciudad de la Justicia después de que la regidora interpusiera una denuncia contra su vecino por una presunta agresión durante las fiestas patronales de Ocaña.

El juzgado ya decretó como medida cautelar una orden de alejamiento entre el supuesto agresor y la primera edil, de forma que éste debía permanecer al menos a unos 50 metros de distancia de ella y sin poder comunicarse.

Según la versión de Pérez, los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado día 20, en torno a las 4,00 horas, cuando la primer edil volvía a su casa en compañía de su madre tras haber asistido a un concierto. Así, según su versión, por el camino observó a una persona en el umbral de una vivienda, que tras acceder brevemente a la misma, salió después con un "bate de béisbol" en la mano.

La alcaldesa identificó al supuesto agresor como Joaquín López, un vecino que concurrió a las últimas municipales bajo las siglas de C's y que, anteriormente, había solicitado al Ayuntamiento una acometida de agua para una vivienda que había sido denegada por encontrarse fuera de una zona urbana; lo que Pérez ha identificado como posible móvil.

Según la denunciante, el hombre blandió un bate a la vez que manifestaba "te voy a dar agua", por lo que madre e hija huyeron rápidamente hacia su vivienda, donde contactaron con la Guardia Civil. Así, aseguró ante los agentes haber reconocido al supuesto agresor por su voz y "una cojera" que padece.

En esta línea, la afectada indicó a los agentes que no existen desavenencias previas salvo "las típicas" de unas elecciones municipales así como el informe desfavorable a la acometida de agua, que según ella, emitieron los servicios técnicos de la Diputación Provincial de Almería.

Rencillas desde las elecciones

La versión de la alcaldesa choca con la ofrecida por el denunciado, quien en declaraciones a Europa Press ha rechazado que tratara de atacar de ninguna manera ni a Pérez ni a su madre, si bien ha reconocido la existencia de rencillas desde las últimas elecciones municipales, con desavenencias entre ambas partes. En esta línea, ha rechazado totalmente que la cuestión sobre la acometida de agua tenga algo que ver en los hechos y ha afirmado que es un "pretexto" de la alcaldesa para justificar su denuncia.

Así, según la versión de López, él se encontraba disfrutando de las fiestas de Ocaña cuando, en un momento dado, se dirigió a la vivienda en la que habita para coger una bolsa de hielo y acto seguido, volver a la mesa que compartía con sus familiares.

De este modo, ha defendido que fue seguido por la madre de la regidor y ella misma, quienes a lo lejos comenzaron a increparle. "Ella mandó a su madre a provocar", ha asegurado el militante de la formación naranja, quien ha asegurado que llegaron a gritarle "os tienen que encerrar a todos y veros presos". Ante esto, ha apuntado que optó por quedarse en casa.

De la misma manera, ha negado categóricamente que empuñara un bate de béisbol o que intentara usar cualquier arma contra nadie, toda vez que ha señalado que se desplaza usando un bastón debido a una discapacidad física.

Según López, el origen de los improperios estaría en una denuncia anterior entre miembros de ambos partidos por una agresión a una candidata de C's que ha sido penada con una multa de 500 euros a un edil socialista y no en la acometida de agua, cuya denegación se encuentra recurrida a través del secretaria municipal, que, según ha explicado, contribuyó a realizar las gestiones para solicitar el permiso pertinente a la Diputación Provincial de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.