Las autoridades de Yemen impiden el acceso de los periodistas al lugar del atentado

  • La zona está categorizada como de "peligrosa".
  • Los periodistas ya habían obtenido un permiso para acceder a la misma.
Uno de los controles policiales en una carretera en Marib (Foto: Efe)
Uno de los controles policiales en una carretera en Marib (Foto: Efe)
Yahya Arhab / Efe
Las autoridades yemeníes impiden por el momento el acceso de periodistas extranjeros al lugar donde se produjo el atentado del pasado lunes, en el que murieron siete turistas españoles y dos acompañantes yemeníes.

Un grupo de periodistas españoles, yemeníes y británicos, entre los que se encontraba Efe, intentaron dirigirse este miércoles en coche a Al Mareb, la ciudad en cuyas inmediaciones se produjo el atentado del lunes.

Tras obtener los pertinentes permisos en el ministerio de Información -pues Al Mareb siempre ha sido una zona peligrosa por la cantidad de secuestros-, el ministerio del Interior les impidió realizar el viaje e incluso obligó a uno de ellos a dar media vuelta cuando ya se encontraba en la carretera, fuera de la capital.

El ministerio del Interior prometió fletar un helicóptero para visitar el lugar, algo que finalmente no se produjo tras varias horas de espera.

La carretera que une Saná con Al Mareb, de 190 kilómetros de longitud, está habitualmente sembrada de controles policiales, "al menos unos veinte", como recordaba el martes uno de los españoles supervivientes al atentado.

En Al Mareb la policía detuvo anoche a nueve sospechosos de tener alguna relación con el atentado del lunes, todos ellos de nacionalidad yemení, aunque no existen pruebas fehacientes contra ellos, según dijeron fuentes policiales.

Además, detuvo a dos personas más en Saná por los mismos motivos, sin que hasta el momento hayan trascendido más detalles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento