La unión temporal de empresas (Coyotair-TAF) ha sido la adjudicataria del contrato de los servicios aéreos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) en el reciente concurso, una vez superada la reclamación que realizó la otra empresa que se había presentado a la licitación, Inaer Helicópteros.

Según la resolución de adjudicación, consultada por Europa Press, Inaer presentó un recurso ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales contra la decisión de la Mesa de Contratación del SEPA de apartar la oferta al entender que había entrado fuera de plazo.

El 15 de junio el tribunal acordó suspender el procedimiento de contratación. Hubo que esperar hasta el 10 de julio para que el mencionado tribunal acordase desestimar el recurso de Inaer, al entender que su proposición había sido presentada fuera de plazo.

El contrato afecta a cuatro años y se eleva a 9.749.109 euros (no está incluido el IVA al hallarse la operación exenta). El servicio consiste en tres helicópteros con tripulación. Uno de ellos destinado a rescate y traslados sanitarios y los otros dos para la lucha contra los incendios forestales.

El SEPA carece de medios propios aéreos para esas tareas de extinción de incendios, rescates, salvamentos y protección civil, por lo que tiene que acudir a una contratación con una empresa especializada.

Por lo que respecta a las cantidades que se destinan para cada año, son 1,3 millones para 2015; 3,2 para 2016; 3,2, para 2017; y 1,9 para 2018. La oferta de la UTE Coyotair-TAF establece las tarifas de 1.040 euros por hora de vuelo adicional, 4.160 eruros por la puesta en servicio de aeronaves de refuerzo y 2.548 euros por la disponibilidad diaria de esas aeronaves.

Consulta aquí más noticias de Asturias.