El secretario de Política Institucional de la Federación Estatal de servicios de CCOO, Gonzalo Fuentes, espera que el mes de septiembre sea "óptimo" en las principales variables turísticas, ya que "todas indican un crecimiento en torno al cinco por ciento" y señala que la temporada baja de octubre a diciembre será mejor que el cuarto trimestre del año pasado.

En cuanto a visitantes, Fuentes ha apuntado que los turistas nacionales e internacionales podrían conseguir un aumento del 6,25 por ciento respecto a los primeros nueve meses de 2014. No obstante, los turistas internacionales aumentarían más que los nacionales.

"Los turistas españoles aumentan en un 4,91 por ciento, lo que equivale a un incremento de 350.194, y los turistas internacionales aumentarían un 8,05 por ciento, o lo que es lo mismo, 426.185 de visitantes más", ha subrayado.

Respecto a las pernoctaciones, en los nueves primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2014 aumentaría en un 5,98 por ciento, lo que supone un incremento de 2.211.984, y finalizarían con un total de 39.230.369.

Las pernoctaciones internacionales aumentan más que las nacionales. un 6,97 por ciento, lo que supone un incremento de 1,251.499, haciendo un total de 19.209.954. Por su parte, las pernoctaciones de los españoles aumentarían un 5,04 por ciento hasta alcanzar la cifra de 20.020.414, lo que supone un incremento de 960.484 con respecto al año anterior. Además, mientras las pernoctaciones en Andalucía se incrementarían en un 5,98 por ciento, en el conjunto de España lo haría en un 4,27 por ciento.

En cuanto al empleo, en el subsector hotelero, aumentaría menos que el resto de las variables turísticas. Las cifras indican que lo harían tan sólo en un 4,46 por ciento; es decir, en los nueves primero meses del año 2015 habría 1.386 personas más trabajando que hace un año. La media de empleo en el subsector de hoteles en Andalucía durante este período sería de 32.482 trabajadores. En España, sería de 199.277 personas, 6.367 más que hace un año.

La principal conclusión del sindicato es que la industria turística española y andaluza está creando empleo "por debajo del crecimiento real del turismo" y dicho empleo es "precario, temporal, parcial y de bajos salarios, amén de tener un alto porcentaje de prácticas fraudulentas que enmascaran largas jornadas con contratos a tiempo parcial".

Además, asegura que "el poco empleo que se está creando es a costa de destruir empleo estable, de calidad y a tiempo completo, sustituyéndose por empleo precario y sin derechos, gracias a la reforma laboral que impuso el Gobierno de Mariano Rajoy hace tres años y que está haciendo estragos en este sector".

CONTRATOS

Fuentes detalla que el 74,07 por ciento de los contratos indefinidos lo son a tiempo completo y el 25,93 por ciento a tiempo parcial. En el contrato temporal, la parcialidad es aún mayor y prácticamente la mitad de los contratos existentes lo son a tiempo parcial. El 52,63 por ciento de los contratos temporales lo son a tiempo completo y el 47,37 por ciento a tiempo parcial.

Este tipo de contrato, supone que las personas que acceden al mercado laboral lo hagan de una forma "precaria y sin apenas derechos", lo que denomina 'trabajadores pobres', "personas que aunque consiguen un trabajo, debido a sus condiciones laborales y bajos salarios, no les permiten tener satisfechas sus más elementales necesidades".

Otra fuente de "fraude", según CCOO, que busca aumentar la "flexibilidad", es el fenómeno que denominamos 'falsos autónomos', es decir y según ha apuntado, "trabajadores que son obligados por parte de empresarios a darse de alta en el régimen de autónomos para que aquellos corran con el coste de la cuota de Seguridad Social".

También ha denunciado "el abuso" de los contratos formativos en fraude de ley, tanto el de prácticas como el de becarios, ya que "en muchos casos se les obligan a cubrir puestos de trabajos para ahorrarse el salario de un trabajador de cualquier categoría, ejerciendo funciones impropias de un contrato formativo —cuyo objetivo no es sino formarse—".

A todo ello se suma la subcontratación de parte de los servicios en subsectores de hoteles, como el departamento de camareros y camareras de pisos, con el objetivo de "precarizar más el empleo y no aplicar los convenios sectoriales para rebajar más aún los salarios".

Otro factor negativo que ha detallado es la precariedad laboral en sus distintas vertientes, que supone "una pérdida de profesionalidad y que incide directamente en la calidad de la oferta turística".

Además, ha apuntado que están si negociar los convenios provinciales en Jaén, Granada y Almería, que afectan a 34.350 trabajadores, lo supone "una brutal competencia desleal" para aquellas empresas que apuestan por el empleo de calidad y el cumplimiento de los convenios colectivos sectoriales.

Así, el sindicato ha reclamado a las administraciones y empresarios relacionados con la industria turística andaluza que aborden los necesarios cambios que desde el punto de vista normativo se han de acometer, como son los que afectan a la oferta turística y a su grado de sostenibilidad y calidad, al papel de la iniciativa pública y privada, a la inversión en infraestructuras, nuevas tecnologías y conservación del patrimonio cultural, al nivel de estacionalidad e intrusismo de la industria turística, a la cuestión laboral, al empleo de calidad y a la lucha contra la economía sumergida.

CCOO apuesta por un desarrollo turístico "sostenible y de calidad", junto a las necesarias infraestructuras físicas e inteligentes. "La calidad en el empleo tiene un papel decisivo, además de precisarse un esfuerzo de formación tanto de los responsables —públicos y privados— como de los trabajadores con el objetivo de mejorar las condiciones laborales y la relación precio-calidad-servicios".

Crecimiento de empleo

Fuentes ha apuntado que el empleo durante los siete primeros meses de 2015 "no crece al mismo ritmo que el resto de variables turísticas". Almería lleva acumulada 2.630.858 de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 5,87 por ciento, y el empleo lo hace en un ocho por ciento, alcanzado la cifra de 2.700 en los siete primeros meses. "Es la única provincia andaluza en la que crece más el empleo que las pernoctaciones", ha apuntado.

Por su parte, Cádiz crece un 9,38 por ciento las pernoctaciones hasta los 3.675.310, mientras el empleo lo hace en un 5,24 por ciento (4.611 personas trabajando). Las 1.025.553 pernoctaciones en Córdoba suponen un incremento del 4,43 por ciento, mientras el empleo lo hace en un 1,18 por ciento, 1.247 empleados.

Granada por su parte incrementa las pernoctaciones en un 8,22 por ciento hasta alcanzar los 3.230.022, y el empleo lo hace en un 5,41 por ciento (3.358). Huelva, con su 1.948.102 de pernoctaciones, crece un 4,07%, mientras el empleo tan sólo lo hace en un 1,65 por ciento (2.147). Jaén, siendo la provincia andaluza donde menos pernoctaciones se producen, crece un 8,87 por ciento hasta las 474.070, por su parte el empleo queda igual que hace un año con 936 personas trabajando.

Sin duda alguna, Málaga es la provincia donde más pernoctaciones se siguen produciendo y sus 10.499.026 suponen un incremento del 3,60 por ciento con respecto al año anterior. No obstante, el empleo crece un 2,62 por ciento hasta alcanzar la cifra de 11.160.

Por último, Sevilla es la provincia donde más han crecido las pernoctaciones en lo que llevamos de año, un 14,06% con respecto al anterior, alcanzado la cifra de 3.078.661; por su parte el empleo lo hace en un 8,02%, hasta los 3.882 trabajadores.

Andalucía en su conjunto arroja un saldo de 26.561.602 de pernoctaciones, un 6,45 por ciento más que hace un año. Por su parte, el empleo tan sólo lo hace en un 4,25 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 30.039 trabajadores en los siete primeros meses del año 2015.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.