Fundación Repsol ha seleccionado el proyecto asturiano Xerolutions por el diseño de una tecnología para la producción de materiales porosos que presentan importantes ventajas en su aplicación para supercondensadores.

La Fundación Repsol ha dado a conocer los nombres de los cuatro proyectos y las cinco ideas seleccionadas para pasar a formar parte de su Fondo de Emprendedores, entre los que se encuentra el proyecto asturiano. Esta iniciativa, que celebra su cuarta edición, es una incubadora dirigida a apoyar a los mejores proyectos empresariales que aporten soluciones innovadoras en materia de energía, eficiencia y ahorro energético.

Los supercondensadores son acumuladores de energía electroquímicos, compuestos de materiales que albergan los electrolitos en el interior de sus poros. Dependiendo de las características de estos materiales, los electrolitos se comportan de manera diferente, por ello es importante poder controlar al máximo las cualidades físico-químicas del componente interno de estos supercondensadores.

La principal aportación de Xerolutions es que son capaces de fabricar adhoc materiales con la porosidad adecuada para optimizar el funcionamiento de los supercondensadores en función de su uso final, controlando la densidad de energía y la propagación de cargas. Actualmente, lo más utilizado es el carbón activo, pero tiene ciertas limitaciones, que el equipo de Xerolutions prevé superar.

El acto de entrega de galardones se ha llevado a cabo en el Campus Repsol y ha estado presidido por la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, el Presidente de Repsol y de su Fundación, Antonio Brufau y el Vicepresidente de la Fundación Repsol, Ignacio Egea.

Las iniciativas vencedoras han resultado elegidas entre más de 200 propuestas tras superar un exhaustivo proceso de evaluación y selección. El pasado mes de julio se realizó una primera selección en la que 15 propuestas quedaron finalistas y como novedad en esta edición, se incorporaron a un proceso de preincubación de dos meses, tras el que se han seleccionado a los mejores proyectos e ideas.

Los proyectos que inician ahora su proceso de incubación recibirán un apoyo económico de hasta 288.000 euros durante un máximo de dos años y las ideas recibirán 24.000 euros durante un año para su maduración. Estos proyectos e ideas también contarán con un equipo de tutores, asesoramiento técnico y legal y una formación adecuada a sus necesidades específicas. Además dispondrán de un espacio de trabajo propio en el Centro de Tecnología Repsol.

El acto ha contado también con la intervención de Avelino Corma, Premio Príncipe de Asturias 2014 de Investigación Científica y Técnica.

Consulta aquí más noticias de Asturias.