La alcaldesa destaca que el Plan de Rescate a la Ciudadanía ofrecerá "justicia" y "no beneficencia ni caridad"

La alcaldesa de Córdoba, la socialista Isabel Ambrosio, ha destacado este jueves, en la presentación del Plan de Rescate a la Ciudadanía elaborado por el gobierno municipal de PSOE e IU, que sus líneas maestras "no hablan de beneficencia ni de caridad, sino que hablan de justicia en el reparto de recursos", de "una justicia que llegará a aquellos que más lo necesitan".
Isabel Ambrosio y Rafael del Castillo
Isabel Ambrosio y Rafael del Castillo
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

La alcaldesa de Córdoba, la socialista Isabel Ambrosio, ha destacado este jueves, en la presentación del Plan de Rescate a la Ciudadanía elaborado por el gobierno municipal de PSOE e IU, que sus líneas maestras "no hablan de beneficencia ni de caridad, sino que hablan de justicia en el reparto de recursos", de "una justicia que llegará a aquellos que más lo necesitan".

El Plan, por tanto, según ha explicado Ambrosio en rueda de prensa, junto al edil de Bienestar Social, Rafael del Castillo (IU), es "una herramienta para garantizar que aquellos que peor lo están pasando tengan cubiertas sus necesidades básicas", con la idea de que "puedan, no solo llevar el día a día de manera digna, sino que también puedan tener una perspectiva de futuro mucho mejor que la que tienen ahora".

Se trata de cumplir el objetivo que se marcó el gobierno municipal de PSOE e IU de "sacar a Córdoba y a los cordobeses de la crisis", lo cual no se hará practicando la caridad, ya que ésta resulta "humillante", dado que "se ejerce desde arriba", según la definición de Eduardo Galiano a la que se ha acogido la alcaldesa para subrayar que el Consistorio practicará "la solidaridad, que es horizontal e implica respeto", que es lo que busca el Plan de Rescate, en beneficio de "aquellos a quienes peor ha tratado la crisis".

Para ello y con una dotación inicial para lo que queda de año de 550.000 euros, logrados del ahorro en sueldos de cargos públicos y del personal de libre designación y con la reducción del número de éstos últimos que ha impuesto el gobierno municipal, el Plan de Rescate prevé medidas a corto y a medio y largo plazo, para cuyo desarrollo resulta "imprescindible un Área de Servicios Sociales robusta y dotada de recursos humanos y económicos para ejecutar esta labor".

Agua y luz

Así lo ha destacado, por su parte, Rafael del Castillo, quien ha detallado que con el Plan se dará respuesta a las familias que no tienen acceso al agua, bien sea por no poder pagar el recibo o por no tener contrato de alquiler o título de propiedad del inmueble que habitan, habiéndose previsto, para el primer caso, "establecer un mínimo vital de agua de tres metros cúbicos por persona y mes a quienes se encuentren en situación de exclusión social o insolvencia económica, sin coste alguno para el usuario", mientras que para el segundo caso el Consistoiro aceptará la inscripción en el padrón como acreditación válida "del derecho de disponibilidad de vivienda para poder contratar el suministro de agua".

En cuanto la actuación contra la pobreza energética, el Ayuntamiento reconoce que será algo "más complejo, debido a que las entidades que dan los suministros energéticos, Endesa en nuestro caso, son empresas privadas que buscan una rentabilidad económica y no social", razón por la que el Consistorio ya se ha dirigido a Endesa y espera respuesta a sus propuestas para, por ejemplo, el "establecimiento de un precio social en los suministros básicos de los hogares con poder adquisitivo reducido y en familias en riesgos de exclusión social".

También quiere el Ayuntamiento que Endesa se comprometa a "enviar información a los Servicios Sociales de aquellas familias que no se encuentren al día en el pago de sus recibos" y que la Fundación Endesa "contribuya a un fondo económico contra la pobreza energética destinado a aquellas familias con incapacidad económica para pagar los recibos del suministro eléctrico".

VIVIENDA

Por lo que se refiere a la vivienda, el Plan de Rescate tiene entre sus fines la "paralización de todos los desahucios en el parque de vivienda dependiente del Ayuntamiento para casos de endeudamiento sobrevenido a causa de la pérdida de empleo, con especial atención a los hogares con menores y dependientes", algo que "ya se está haciendo", sumado a un "plan de contingencia para urgencias habitacionales familiares".

En dicho plan se incluye el disponer, "a muy corto plazo, de cinco a diez viviendas para ofrecer alternativas habitacionales a familias que se vean sin ninguna otra alternativa. Estos pisos serían compartidos, serían un recurso temporal (tres a seis meses) hasta que se encuentre una alternativa más estable y habría que hacer un tratamiento integral de la situación familiar desde Servicios Sociales". Mientras que a corto y medio plazo también se habilitará "una casa de acogida familiar" y, para ello, "habría que ver cuál de los espacios en desuso de este Ayuntamiento se adapta y acometer una remodelación".

Igualmente recoge el Plan de Rescate la creación de "una bolsa de viviendas de alquiler de entidades financieras, de (la empresa municipal) Vimcorsa y de la Junta de Andalucía", sin descartar otras opciones, "como por ejemplo la posibilidad de que propietarios individuales puedan ofrecer su vivienda vacía para que desde el Ayuntamiento o Vimcorsa se gestione su alquiler".

A todo ello se une la actuación de la nueva Oficina en Defensa de la Vivienda, "un servicio público y gratuito de prevención e intermediación encaminado a evitar los desahucios y, en caso de que se produzcan, a ofrecer soluciones tangibles a las familias afectadas", según ha destacado Castillo, quien ha avanzado también la intención del Consistorio de llevar a cabo un estudio con la Universidad y el Colegio de Abogados sobre "vías legales para sancionar las viviendas vacías de las entidades financieras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento