Francia prepara bombardeos contra el EI en Siria y acogerá a 24.000 asilados

El presidente de Francia Francois Hollande.
El presidente de Francia Francois Hollande.
EFE/YOAN VALAT

El presidente de Francia, François Hollande, ha movido ficha en la crisis de los refugiados que llegan a Europa con el anuncio de que extenderá las operaciones militares contra el grupo Estado Islámico a territorio sirio y ampliando a 24.000 a las personas que recibirán asilo en Francia en los dos próximos años.

En la tradicional conferencia de prensa que cada seis meses ofrece en el Palacio del Elíseo, Hollande declaró que las Fuerzas Armadas francesas realizarán vuelos de reconocimiento en Siria para preparar eventuales ataques aéreos contra las milicias yihadistas del Estado Islámico en ese país.

Desde hace un año, la aviación francesa operaba contra ese grupo terrorista en Irak con cazas Rafale y Mirage 2000 y un contingente de más de 700 efectivos.

Pero los cazas francesas no han extendido hasta ahora los bombardeos a Siria -como sí hace Estados Unidos-, adonde oficialmente París se limitaba a enviar armas y equipos de telecomunicaciones a los rebeldes.

"He decidido que desde mañana habrá vuelos de reconocimiento, en colaboración con la coalición internacional. A continuación, según la información que recolectemos, estaremos listos para bombardear", dijo el jefe de Estado francés.

El presidente de Francia, país que interviene militarmente también en la República Centroafricana y Mali, descartó una intervención militar sobre el terreno en Siria porque sería "inconsecuente" e "irrealista", a pesar de que el 61 % de los franceses la respaldaría, según un sondeo publicado hoy por el diario "Le Parisien".

"Irrealista, porque seríamos los únicos. Inconsecuente, porque sería transformar una operación en fuerza de ocupación. Así que no intervendremos sobre el terreno, no más de lo que hacemos en Irak", afirmó Hollande.

A juicio del mandatario, "en Irak les corresponde a los iraquíes, y en Siria a los rebeldes y a las fuerzas regionales" batallar sobre el terreno, dijo, al tiempo que instó de nuevo al presidente sirio, Bachar al Asad, a dejar el poder y facilitar una transición.

"No se debe hacer nada que pueda consolidar o mantener a Bachar al Asad (...). Es lo que debemos hacer para que pueda haber una reagrupación de los sirios sobre una base democrática", señaló Hollande.

El político socialista cuenta, a priori, con el apoyo del partido conservador Los Republicanos de Nicolas Sarkozy para una intervención en Siria, pero se encontrará con la oposición del ultraconservador Frente Nacional y de Europa-Ecología-Los Verdes.

Francia acogerá a 24.000 refugiados en los próximos dos año

En esa misma alocución, Hollande anunció que Francia acogerá a 24.000 refugiados en los próximos dos años, de los 120.000 que prevé la Comisión Europea para el conjunto de la Unión Europea, dentro del mecanismo propuesto por París y Berlín.

Se trata de una decisión en línea con la postura defendida por Francia en las últimas semanas, muy favorable al reparto de cuotas entre los socios europeos, pero que no agrada al 55% de sus conciudadanos, que se declaran en contra de una relajación de los mecanismos para conceder asilo político, según la misma encuesta.

La Asamblea Nacional francesa celebrará un debate sobre la cuestión de los refugiados el próximo 16 de septiembre.

Además, Hollande propuso la celebración de una conferencia internacional sobre refugiados en París y subrayó la necesidad de que se establezcan centros de acogida en los países de origen y tránsito para poder evitar de esa forma "una crisis humanitaria".

"Debemos hacer frente al flujo de migrantes con humanidad y responsabilidad. Más de 300.000 personas han cruzado el Mediterráneo este año para llegar a Europa, tres veces más que el año pasado. Es mucho, es una crisis dramática, pero que puede ser controlada, y lo será", aseguró el presidente francés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento