Austria anuncia un fin gradual a la vía libre para refugiados en la frontera con Hungría

  • Han pasado ya unas 14.000 personas de Hungría a Austria desde que los gobiernos de Viena y Berlín anunciaran el viernes por la noche la entrada libre.
  • "Paso a paso, debemos volver de una medida de emergencia a una normalidad que sea conforme a la ley y digna para las personas", dijo el canciller Faymann.
  • Este anuncio significa que la policía volverá a controlar de forma aleatoria a los inmigrantes que quieran pasar la frontera.
Un grupo de refugiados sirios, a su llegada a la estación de autobuses de Salzburgo.
Un grupo de refugiados sirios, a su llegada a la estación de autobuses de Salzburgo.
EFE

El Gobierno de Austria anunció este domingo que de forma gradual volverá a controlar a los refugiados de Oriente Medio que quieran pasar la frontera con Hungría, lo que significa que tras dos días terminaría la vía libre hacia Alemania.

"Paso a paso, debemos volver de una medida de emergencia a una normalidad que sea conforme a la ley y digna para las personas", señaló en un comunicado el canciller federal austríaco, Werner Faymann, tras hablar con su homóloga alemana, Angela Merkel, aunque sin precisar cuándo comenzarán los controles.

"Siempre hemos dicho que se trata de una situación de emergencia en la que tenemos que actuar rápidamente y humanamente. Hemos ayudado a más de 12.000 personas en una situación inminente", aseveró Faymann.

Además de con Merkel, el canciller habló también con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, indica el comunicado.

Una portavoz de la cancillería explicó a la agencia de noticias APA que este anuncio significa que la policía volverá a controlar de forma aleatoria a los inmigrantes que quieran pasar la frontera.

Sólo con papeles y permisos

De acuerdo con la legislación comunitaria, los inmigrantes o refugiados deben pedir asilo en el país de entrada en la Unión Europea (UE) y solo pueden moverse libremente por el espacio Schengen si disponen los papeles y permisos para ello.

Faymann explicó que Austria y Alemania asumirán un papel determinante a nivel europeo para que los países de la UE garanticen juntos la seguridad de las fronteras externas del bloque comunitario.

Además, Alemania y Austria quieren un reparto justo de los asilados entre los miembros de la Unión.

"La UE se encuentra ante su desafío más grande. En realidad aún debe ganarse el premio Nobel de la paz", concluye Faymann en referencia al galardón que la Unión Europea recibió en 2012.

El ministerio del Interior austríaco informó este domingo de que hasta ahora han pasado ya unos 14.000 personas de Hungría a Austria desde que los gobiernos de Viena y Berlín anunciaran el viernes por la noche que iban permitir la entrada de refugiados sin controles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento