Los consumidores siguen sin ver mejoras económicas en su hogar y un 63,3% no logra ahorrar

  • El Índice de Confianza del Consumidor del pasado mes de agosto se ha situado con 105,9 puntos, una cifra que supera un tres décimas al dato del mes anterior.
  • El índice de expectativas, sin embargo, se ha reducido en un punto, desde los 114,7 marcados en julio a los 113,7 del pasado mes.
  • El 84,2% no ve mejoras en la economía de su hogar respecto a seis meses antes y cuatro de cada cinco admiten que no pueden comprar bienes duraderos.
Imagen de un mercado este verano en Madrid.
Imagen de un mercado este verano en Madrid.
JORGE PARÍS

El Índice de Confianza del Consumidor del pasado mes de agosto se ha situado con 105,9 puntos, una cifra que supera un tres décimas al dato del mes anterior y que supone un nuevo máximo en este indicador que, por sexta vez consecutiva, logra situarse por encima de los 100 puntos, según los datos publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El índice de valoración de la situación actual, se situó en agosto en 98,2 puntos —aumentando 1,8 puntos en relación al obtenido en julio— y marca un nuevo máximo en su serie gracias a las mejores evaluaciones de la situación de los hogares y del empleo, que se incrementan en 3,1 y 2 puntos, respectivamente. El índice de expectativas, sin embargo, se ha reducido en un punto, desde los 114,7 marcados en julio a los 113,7 del pasado mes.

El ligero aumento de la confianza del consumidor, sin embargo, sigue mostrando algunas sombras entre los 1.510 consumidores entrevistados por el CIS para su encuesta de agosto:

  • El 84,2% no ve mejoras en la economía de su hogar: Respecto a la situación económica que tenían en sus casas hace seis meses, solo el 15,2% de los encuestados considera que esta ha mejorado. El resto considera que sigue igual (un 58,4%) o peor (un 25,8%). Aquellos que han apreciado mejoras, las achacan principalmente a tener mayores ingresos (30,4%) y a que algún miembro del hogar ha encontrado un empleo (24,8%)
  • Los culpables de estar peor: inflación, paro y bajos ingresos. Los encuestados que piensan que sus cuentas domésticas no han mejorado, lo achacan principalmente a cuatro factores: un 27,2% lo achaca a un alza continuada de la inflación [pese a que el último dato de agosto reflejaba un descenso interanual del IPC del -0,4%], un 23,3% a una situación de desempleo del encuestado o de algún miembro de su familia, un 22,3% a una disminución de los ingresos familiares y un 16,2% a un incremento de los gastos en sus hogares.
  • El 63,3% de los hogares no ahorra nada.Del total de encuestados por el CIS, solo el 35,7% de los hogares admite poder ahorrar un poco (31,5%) o bastante (4,2%) al final de cada mes. El resto de los hogares no consigue acumular ningún 'colchón' futuro de sus ingresos mensuales: un 43,9% de los preguntados dice que llega "justo" para cubrir sus gastos, el 12,3% ha tenido que echar mano de sus ahorros para completar su presupuesto mensual y el 7,1% incluso ha tenido que endeudarse para poder cubrir sus gastos domésticos.
  • Cuatro de cada cinco no pueden comprar bienes duraderos. El 82,7% de los consumidores considera que ni este momento, ni durante el próximo año, tendrá mayores posibilidades de adquirir bienes duraderos como vehículos, muebles, electrodomésticos u ordenadores. El 70,1% cree que estará en la misma posición que ahora para este tipo de gastos y el 12,6% piensa que incluso tendrá menos posibilidades de afrontar compras de este tipo. Solo el 13% estima que estará en mejor posición para adquirir estos productos.
  • Apenas el 4,1% afrontará la compra de una casa.Es la estimación del total de encuestados por el CIS; del resto, un 94,8% no cree que vaya a realizar una inversión en inmuebles. Uno de los motivos para esta baja expectativa de compra es que el 84,1% aún cree que el precio de la vivienda subirá (38,6%) o se mantendrá (43,5%) el próximo año, mientras que apenas un 11,6% cree que bajará.

El Índice de Confianza del Consumidor recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento