gays
Vicepresidente y presidente de Amáscolega, Chano Ieno y José Velasco, respectivamete

Hace tres semanas un grupo de amigos decidieron ponerse manos a la obra y crear en Marbella la asociación ‘Amáscolega' como representación del colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales residentes no sólo en el municipio marbellí, sino también en pueblos limítrofes, inclusive la franja de litoral hasta Sotogrande.

El objetivo: dar cobertura a las necesidades del colectivo que hasta la fecha tenían que desplazarse hasta Málaga capital donde se encuentra la asociación Colega. Además, el presidente de ‘Amáscolega', José Velasco, incide en la faceta social y cultural de la asociación, ya que pretenden organizar charlas educativas y de orientación sexual para los jóvenes, enfocadas no sólo al colectivo gay, sino a la sociedad en general.

La asociación pretende fomentar la "integridad y la dignidad social" del colectivo gay a través de charlas educativas y de orientación sexual

Paulatinamente, confían en que la asociación vaya creciendo en número de integrantes, y pueda ir aportando otros servicios como la realización de análisis sobre el VIH de forma gratuita y confidencial, al igual que asesoramiento jurídico y el préstamo de libros y material audiovisual para público gay.

Asimismo, Velasco hace hincapié en la figura de la mujer como la figura más discriminada del colectivo. "Es una doble discriminación, por ser mujer y lesbiana y también si es madre sufre más carencias", denuncia Velasco. A la par de las lesbianas, se encuentra la figura de los homosexuales mayores que son machados por el resto de la sociedad siendo "doblemente vulnerable, por ser mayor y ser gay", lamentan. De ahí que consideren esencial la creación de residencias para la tercera edad.

Ser gay en Marbella es "cómodo" ya que es más difícil serlo en un pueblo de interior donde todo el mundo se conoce

Es cierto que ser gay en ciudades como Marbella "es cómodo pero con ciertos matices", reconocen, aunque siguen dándose casos aislados de rechazo. No obstante, "no es lo mismo ser gay en la Costa del Sol que en el interior", aseguran.

Pese a que en la sociedad española en general se ha avanzado muchísimo, los responsables de ‘Amáscolega' subrayan que "aún queda mucho por hacer". Sobre todo, dentro de las familias donde un menor está supeditado a la voluntad de sus padres. "En el Siglo XXI todavía hay personas cuyas vidas son una ilusión", declara Velasco. Es más, se dan casos de doble vida. Personas que tienen sus familias y viajan a localidades cercanas para mantener encuentros homosexuales esporádicos. A su juicio, la gente aún teme tanto a lo que va a decir su familia como el resto de la gente.

Para el viceprensidente de ‘Amáscolega', Chano Ieno, es inverosímil que por la tendencia sexual que posea una persona tenga que arrastrar el sentido de la culpabilidad, en gran parte, por culpa de la religión.

Fiesta en la playa

Mientras miran con esperanza al futuro a fin de hacer realidad todos estos proyectos, entre los que prima que el Ayuntamiento de Marbella les ceda un local para ubicar su sede, los responsables de ‘Amáscolega' celebrarán este sábado, día 7 de julio de 2007, a partir de las siete de la tarde, una fiesta en la playa del Cable para dar a conocer la entidad. Hasta dicha cita, los interesados en contactar con la asociación pueden hacerlo, dirigiéndose a esta dirección de correo electrónico: sokol255225@yahoo.com.

 

Consulta aquí todas las noticias de Marbella