La Consejería de Sanidad ha adquirido el compromiso de seguir diseñando y analizando el Plan Funcional del Hospital Santa María del Rosell que, en la actualidad, tiene operativos diez quirófanos de Cirugía Mayor Ambulatoria y que, según ha afirmado el secretario general, Martín Quiñonero, "es "imprescindible" en el Complejo Hospitalario de Cartagena.

De hecho, el secretario general de la Consejería ha aludido a la "gran" inversión realizada por el Gobierno regional en el Área de Salud II-Cartagena, "con más de 170 millones en los últimos cinco años", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

En este sentido, la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, ha asegurado que "uno de los objetivos prioritarios del Gobierno regional es ofrecer una atención sanitaria de calidad a los cartageneros", durante el encuentro mantenido con el alcalde la ciudad portuaria, José López, para abordar la asistencia sanitaria en el Área de Salud II-Cartagena.

En este encuentro también participó la vicealcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el secretario general de la Consejería de Sanidad, quien ha reiterado el compromiso del Gobierno regional con la Sanidad y manifestó su confianza en esta primera reunión ya que, según explicó, "el diálogo es fundamental para avanzar y lograr el consenso, lo que repercutirá en una mejor atención sanitaria".

El ayuntamiento lamenta el trato "discriminatorio"

Por su parte, López y Castejón han destacado el compromiso adquirido por la consejera para clarificar en un plazo corto de tiempo cuál será el futuro del hospital del Rosell de Cartagena y los servicios con los que contará.

López y Castejón han trasladado a la consejera el malestar de la ciudadanía del área de salud 2 por el trato "discriminatorio" que se le dispensa, llegando a tener "la ratio más baja de la Región y de España en cuanto camas por cada mil habitantes". Una situación, que a juicio del alcalde, se ha visto agravada con el cierre del Hospital del Rosell tras la apertura del de Santa Lucía.

López ha destacado la "especial virulencia" con la que "siempre se han hecho los recortes sanitarios en Cartagena" y ha señalado que, tras la construcción del Hospital de Santa Lucía, "se pensaba que el área de salud iba a disponer de dos hospitales, cosa que no ha sido así".

En cambio, Quiñonero ha lanzado un mensaje de tranquilidad acerca del futuro del Rosell, "ya que nuestro deseo es que siga funcionando, que siga aportando y completando los servicios sanitarios que hasta ahora se están prestando en el Área de Salud II-Cartagena". Por ello, añadió que "en un plazo máximo de dos meses se presentará el Plan Funcional".

"Así podremos analizar la opción de crear nuevas unidades y ofrecer nuevas prestaciones", indicó Quiñonero, quien añadió que "el primer paso debe ser atender a criterios técnicos y profesionales para realizar un uso eficiente de los recursos; recursos financiados por todos los ciudadanos".

Puntos de encuentro

Respecto al encuentro, Quiñonero ha valorado que la finalidad es "alcanzar puntos de encuentro para caminar en una misma línea, con una única meta orientada a garantizar la calidad asistencial y siempre desde principios basados en la eficiencia y optimización de recursos".

En este sentido, ha reiterado la "necesidad" de poder trabajar con una comisión de expertos que permita profundizar sobre la situación del Área de Salud II-Cartagena y que desarrolle un estudio independiente para trazar una hoja de ruta y evaluar sus recursos y su actividad.

Hospital de santa lucía

El alcalde también ha denunciado la división sistemática a la que se ha sometido el área de salud 2 con la creación de otras nuevas, como la del Ma Menor, mientras que la del área 1, la de Murcia se ampliaba, potenciaba y centralizaba.

Asimismo, ha explicado que esta deficiente atención sanitaria se agrava en verano en la que el único hospital del Cartagena, el de Santa Lucía con 548 camas operativa, "llega a abarcar a una población de más 400.000 habitantes".

Quiñonero, en cambio, ha subrayado el "impulso cuantitativo y cualitativo que supuso para los ciudadanos del Área de Salud II-Cartagena la construcción del Hospital Santa Lucía, que es uno de los mejor dotados del país por lo que nuestro deseo es que siga creciendo, que pueda consolidarse como centro de investigación y potenciar aquellos servicios de los que es centro de referencia para otras Áreas de Salud".

El Hospital Santa Lucía "ha posibilitado la puesta en marcha de nuevos servicios en el Área de Salud II-Cartagena como, por ejemplo, la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica o mejoras sustanciales en Oncología, lo que ha evitado en tres años unos 100.000 traslados a Murcia para pruebas y tratamientos", destaca la Consejería.

En estos años se han atendido casi 10.000 partos en unos paritorios que, según afirmó el secretario general, "son de los más modernos de Europa". A todo ello hay que añadir que "se trata de un centro de referencia regional en Cirugía Vascular en el que, además, hay una Puerta de Urgencias específica para Pediatría y Ginecología".

"El Santa Lucía debe continuar consolidándose como centro sanitario, y para ello precisa disponer del apoyo del Rosell porque son centros complementarios y se retroalimentan". Además, añadió, "los pacientes son vitales para ambos centros, ellos son los que posibilitan que nuestros profesionales alcancen nuevos logros en el ámbito asistencial e investigador repercutiendo de forma notable en los tratamientos y en la atención", ha defendido Quiñonero.

Consulta aquí más noticias de Murcia.