El Camino de Santiago y la ruta de peregrinación japonesa de Shikoku-Henro han hecho oficial este martes su hermanamiento en un acto en el que Galicia ha ofrecido a Japón toda su "colaboración" para que esta ruta pueda ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Así lo ha comprometido este martes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras firmar el protocolo de colaboración entre ambas rutas con el gobernador de la Prefectura de Kagawa, Keizo Hamada, en un acto en Santiago de Compostela que ha contado con la presencia de una amplia delegación japonesa.

Durante su intervención ante los presentes, Keizo Hamada ha confiado en que este convenio sirva para incrementar la "comprensión mutua" entre ambos pueblos y "los intercambios" en materia de "turismo, industria o cultura".

Asimismo, el gobernador de la Prefectura de Kagawa ha asegurado que el Camino de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad en su vía francesa en 1993, servirá como inspiración a las autoridades niponas para lograr que la ruta de Shikoku-Henro pueda optar a esta calificación, una candidatura que se hará oficial en 2016.

Para este propósito, Núñez Feijóo ha comprometido la plena colaboración de Galicia, asegurando que será "un aliado útil". Al mismo tiempo, ha confiado en que la colaboración se extienda "a otros niveles", como el cultural o el económico.

Rutas de concordia

En su intervención, el presidente de la Xunta ha asegurado que Japón y Galicia "comparten mucho más" de lo que les separa, pasando por aspectos como "los rasgos del paisaje", la "hospitalidad" de la gente o el "respeto a las tradiciones ancestrales".

Asimismo, ha destacado, ambos lugares ponen en valor "rutas de concordia" en las que "el paso de los caminantes enriquece a los pueblos". "Sabemos que seremos más fuertes en el mundo si somos capaces de integrar nuestras culturas", ha sentenciado Núñez Feijóo, que ha elogiado en papel de Galicia y de Japón, a través de sus rutas de peregrinación, en el "enriquecimiento del patrimonio de la humanidad".

Al acto han asistido representantes de la Administración gallega, como la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, encargada de abrir el encuentro; o el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez. Asimismo, también ha estado presente la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo.

Por parte de Japón han acudido, entre otros, el presidente de la Asamblea de la Prefectura de Kagawa, Osamu Tsujimura, representantes de las provincias de Tokushima, Kochi, Ehime y Kagawa; y el embajador del país en España, Kazuhiko Koshikawa, que ha destacado el incremento del turismo entre ambos lugares, que "tienen un trasfondo diferente, pero comparten la esencia de la peregrinación".

HERMANAMIENTO

El acto ha servido para rubricar el hermanamiento entre el camino de peregrinación japonés Shikoku-Henro, con templos y oratorios fundados por el monje Kukai en el siglo IX, y el Camino de Santiago. La Ruta Jacobea ya está hermanada desde 1998 con otro camino de peregrinaje de Japón, el de Kumano-Kodo, declarado también Patrimonio de la Humanidad.

Según datos de la embajada de Japón, en 2014 más de 460.000 japoneses visitaron España y más de 64.000 españoles viajaron a Japón para hacer turismo, principalmente cultural, en el que se enmarcan las rutas de peregrinación religiosa.

La Ruta de Shikoku-Henro, conocida como de los 88 templos, es un circuito circular de 1.200 kilómetros que recorre las cuatro provincias de la isla de Shikoku. Los templos y oratorios que contiene los fundó el monje Kukai en el siglo IX. Además, la visita a Koyasan (en Honshu, la isla principal) se suele hacer antes o después de la peregrinación.

Al igual que en el camino de Kumano-Kodo o la Ruta Jacobea, en el Shikoku-Henro se puede recorrer solo un tramo concreto, pero la diferencia con los otros caminos es que éste no tiene un principio y un fin estrictos por ser circular. Sin embargo, la costumbre es marchar por la ruta en el sentido de las agujas del reloj.

A lo largo de la misma, destaca por su monumentalidad el complejo de templos de la ciudad de Kotohira, conocidos como Kompirasan o el templo de Zentsuji en la ciudad del mismo nombre, por ser el lugar donde nació Kukai.

Si se sigue el orden oficial, el templo número uno sería el de Ryozenji, en la ciudad costera de Naruto, famosa por sus remolinos gigantes a cada cambio de marea, y el templo número 88 es oficialmente el de Okuboji, en la ciudad de Sanuki cuyo entorno está declarado Paisaje Sonoro de Japón por la singular musicalidad de sus campanas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.