Efectivos de la Guardia Civil de Almanza (León) han detenido, en la misma localidad, a una persona de 40 años y otra de 54 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de cultivo, dentro de la operación 'Carabera' por el presunto cultivo de 150 plantas de marihuana.

A los detenidos se les acusa de ser los presuntos responsables de una plantación con 150 plantas marihuana, hallada por la Guardia Civil en el interior de una finca de monte abandonada y ubicada en el término municipal de Almanza, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

También, y como consecuencia de las investigaciones, ha resultado imputado por un delito de omisión del deber de impedir delitos o de proponer su persecución el dueño de la finca donde se descubrió la plantación, quien presuntamente conocía su existencia, aunque no puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil.

La plantación estaba distribuida en hileras para facilitar su crecimiento, muchas de ellas en cubetas de plástico, para ser trasplantadas con posterioridad, y con un peso de 203 kilos.

Plantación escondida

La plantación se encontraba ubicada en una zona de difícil acceso y localización, ya que el lugar en que escondía estaba cubierto de árboles frondosos y maleza.

El cultivo contaba, además, con solo una entrada, protegida con trampas naturales para evitar ser descubierta e impedir la vigilancia del lugar.

Los detenidos, las diligencias, las plantas y el material utilizado para el cultivo han sido intervenidos, y todo ello ha pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Sahagún.

Las 150 plantas, una vez recogidas las muestras pertinentes para su remisión y análisis en la Unidad de Sanidad y Consumo de la Subdelegación del Gobierno en León, serán destruidas.

Consulta aquí más noticias de León.