El Arzobispado de Zaragoza ha expresado su apoyo a las familias, personal de Pirotecnia Zaragozana y al pueblo de Garrapinillos, después de que este lunes una explosión en esta empresa acabara con la vida de seis personas y otras tantas resultaran heridas.

En una nota de prensa, el Arzobispado se ha unido a familiares y trabajadores de la compañía "en el dolor humano, en la oración cristiana y en la esperanza de la resurrección"

Asimismo, ha animado a los creyentes y a las personas de buena voluntad "a solidarizarse con las familias de los fallecidos y con la situación de las personas heridas y a elevar a Dios, fuente de la esperanza y de la vida, una oración por el eterno descanso de los muertos y por la pronta recuperación de los heridos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.