Dos personas perdieron la vida en espacios acuáticos de Castilla-La Mancha a lo largo del mes de agosto, lo que eleva a ocho las muertes por ahogamiento en lo que va de año en esta región. Los fallecimientos de agosto se produjeron en un pozo y en una piscina de una urbanización privada, en Toledo y Albacete, según el Informe Nacional de Ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Este dato coloca a la región en el décimo lugar de los territorios españoles en relación a las personas fallecidas por ahogamiento en espacios acuáticos hasta el 31 de agosto, sobre las 271 muertes por esta causa que se han producido en los primeros ocho meses del año en el conjunto de España. El 3 por ciento de las víctimas mortales por esta causa se han producido en provincias castellano-manchegas.

En concreto, dos en cada una de las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Toledo y uno en los territorios de Albacete y Cuenca.

Andalucía y Comunidad Valenciana, con doce personas fallecidas en cada caso, suman más de un tercio de los sucesos con víctimas mortales a lo largo de agosto en toda España, en un listado luctuoso en el que también aparecen Canarias, donde se produjeron ocho muertes, las siete de Islas Baleares, Cataluña (6), Aragón (5), Ceuta (4), Galicia y Murcia (tres en cada caso), y Cantabria, Extremadura, Comunidad de Madrid y Navarra, con una persona fallecida en cada territorio.

Consulta aquí más noticias de Toledo.