La Policía Local de Ceuta ha detenido este miércoles a primera hora de la tarde en una zona verde de la ciudad autónoma a un hombre que minutos antes había intentado eludir las indicaciones de los agentes desplegados en un control en el que embistió contra dos coches patrullas para darse a la fuga con 182 kilogramos de hachís a bordo de su todoterreno.

El individuo, oriundo de la ciudad, ha sido arrestado tras una "temeraria" persecución en la que los agentes han utilizado sus armas de forma intimidatoria al aire y para detenerle sobre sus ruedas, acusado de presuntos delitos contra la salud pública, atentado, desobediencia y resistencia a los agentes de la autoridad.

Según ha detallado el Cuerpo en un comunicado, agentes adscritos a la Unidad de Proximidad y Atención a la Ciudadanía (UPAC) que patrullaban la zona de playa Benítez, a orillas del Estrecho de Gibraltar, recelaron de un vehículo que, "a gran velocidad", se dirigía hacia el arenal anexo a la planta desaladora.

Al percatarse de la presencia policial, el conductor hizo otra maniobra evasiva y se saltó un dispositivo de control que estaban realizando en la misma zona otros indicativos cuyos coches patrulla fueron "embestidos", llegando los funcionarios a ver "peligrar su integridad física".

El fugado hizo caso omiso a los disparos al aire efectuados por los funcionarios e intentó eludir la persecución policial por los caminos de tierra que rodean los embalses de la ciudad, donde finalmente fue interceptado. Al ser alcanzado fue visto intentando deshacerse de varios paquetes que, una vez revisados y pesados, contenían un total de 182 kilogramos de hachís.

En el transcurso del operativo, dotaciones de la Guardia Civil han dispuesto un cordón de seguridad a los agentes locales en el lugar de los hechos "para prevenir posibles altercados" y se han hecho cargo del arrestado a la espera de su paso a disposición judicial. La investigación continua abierta a la espera de nuevas detenciones.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.