El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha condenado y lamentado la agresión sufrida por la presidenta de VOX en Cuenca, Inma Sequí, y ha indicado que "no hay nada en la vida que justifique una acción violenta".

"Creo que es un hecho aislado, quiero pensar que lo es", ha señalado el presidente regional en declaraciones a Europa Press, añadiendo que este martes estuvo "muy pendiente, como presidente, de la atención médica que se le estaba prestando".

"Por supuesto, condeno y lamento que sea así, sinceramente no hay nada en la vida que justifique una acción violenta. Creo que la modernidad y el sentido avanzado de una sociedad va en la dirección de que, incluso la violencia, cuando la ejerce el estado oficialmente —Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad— también tenga sus propios límites", ha matizado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha mandado también un abrazo a la responsable de VOX y ha pedido que "cada vez que se produzca un hecho de esta naturaleza no haya ni un margen de duda a la hora de condenarlo".

Por último, García-Page ha querido puntualizar su convencimiento de que, en todo caso, "España es una sociedad muy serena en su conjunto, que incluso en momentos muy duros de crisis económica está reaccionando con indignación política pero con sentido común y sensatez".

Consulta aquí más noticias de Toledo.