José Manuel de Pablos Coello, catedrático del área de Periodismo del Departamento de Ciencias de la Comunicación y Trabajo Social de la Universidad de La Laguna, recibió el pasado lunes el título de doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina).

La ceremonia se celebró durante el XVII Congreso de la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina, que el propio De Pablos se encargó de inaugurar con la conferencia 'La Institucionalización de los estudios del campo de la comunicación'.

La encargada de presentar los méritos de De Pablos ante la audiencia fue Paulina Emanuelli, docente y exdirectora de la Escuela de Ciencias de la Información de la institución académica argentina, quien glosó la carrera académica y profesional del docente de la ULL.

Entre los méritos citados para la designación de este doctorado Honoris Causa se señala la posición de De Pablos como referente en el campo de la comunicación en Iberoamérica, en especial por su labor al frente de varios programas de doctorado abiertos a estudiantes de América Latina.

Otro hito es la creación en 1998 de la Revista Latina de Comunicación Social, primera de su tipo en Iberoamérica y que es considerada la primera publicación científica sobre comunicación en la red de habla hispana.

Durante su locución, De Pablos recordó que tenía vocación por el periodismo ya desde niño: "En 1968, año de tantas revoluciones como México, París, Washington, emprendí la pequeña revolución de empezar a estudiar Periodismo. Casi a escondidas, porque mi madre no lo consideraba importante", relató.

Casi 40 años después de aquella "pequeña revolución personal", el ponente realizó algunas consideraciones acerca del Periodismo: "Igual que noticia es lo que alguien no quiere que se sepa, investigar es desvelar lo que ciertas fuerzas y estructuras impiden ver. Es luchar contra esas fuerzas y estructuras. Muchas veces, políticas, religiosas, financieras".

En este sentido, reflexionó que el corpus de los medios convencionales o corporativos "se ha transformado en el brazo mediático del capitalismo de su entorno más cercano y sabe muy bien elegir a los enemigos que hacen peligrar su status" .

En su discurso, el catedrático se refirió a cómo ha crecido el "universo académico", partiendo de unas facultades en las que el profesorado llegaba desde distintas áreas de conocimiento, hasta la situación actual en la que la mayoría ya cuenta con el "supremo título de doctorado en Ciencias de la Comunicación".

Comparó la situación del doctorado en América Latina y España: "En ésta los programas públicos de doctorado eran sumamente baratos, y más comparados con los americanos. Ello ha propiciado una menor cantidad de doctores y doctoras, pese a que en las universidades de América Latina hay una vasta experiencia docente y de investigación con personas que, de ser españolas, hubieran sido doctores hace 15 o 20 años".

Por último, rompió una lanza en favor de los egresados en Comunicación, porque "van a ser capaces de hacer el mejor periodismo y la mejor comunicación audiovisual o institucional. La experiencia de sus prácticas externas en empresas así lo deja patente".